Fermin Toro Jiménez: Posición con respecto a Guyana está en la Constitución


Alerta que la derecha pretende estimular “un falso nacionalismo”.-

Fermin Toro Jiménez, ex embajador de Venezuela en las Naciones Unidas
Fermin Toro Jiménez, ex embajador de Venezuela en las Naciones Unidas

Caracas, 6 oct. 2011, Tribuna Popular TP/Modaira Rubio.- Sin lugar a dudas, no existe en el país un académico que maneje el tema de las relaciones internacionales con la experticia y la visión marxista del profesor Fermín Toro Jiménez, ex Embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por ese motivo, lo consultamos para conocer el análisis de la reciente reactivación de la controversia limítrofe con Guyana.

Al respecto, Toro Jiménez es enfático. “La posición del Gobierno con respecto al tema de Guyana está claramente establecida en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, señala al desmentir la supuesta “ambigüedad o falta de determinación sobre el tema” que la derecha mediática le atribuye al Ejecutivo Nacional en los últimos días.

Para el embajador, “se trata de una estrategia para estimular un falso nacionalismo, dirigida obviamente a restarle votos al presidente Chávez en las próximas elecciones”. Por tanto, recomienda mayor difusión de la firme postura de Venezuela en la defensa de su soberanía.

No descarta que quienes se hacen eco de esas matrices de opinión en contra de la Revolución Bolivariana, estén asesorados “por internacionalistas que durante los mandatos de Acción Democrática (AD), manejaron ese conflicto al más alto nivel”.

“Hay poca claridad en los planteamientos que hacen estos voceros de la derecha, y apuntan hacia lo que denominan cierta debilidad del gobierno, lo que puede interpretarse como una posible entrega. Por eso, el pronunciamiento del Ejecutivo, del Presidente Chávez, debe ser contundente”, prosiguió.

En su análisis, maneja la hipótesis de que “Guyana puede estar recibiendo presiones de EEUU. Recordamos que forma parte del Grupo de Río. Eso puede estar conectado con lo que sucede en este momento en la ONU, frente a la solicitud del Estado palestino”, afirmó mientras sostiene que puede tratarse de una movida diplomática de Washington para evitar una votación en bloque a favor de Palestina.

Por otro lado, la reactivación de este conflicto diplomático es aprovechada por la derecha criolla. “En momentos en que el Presidente Chávez supera su enfermedad, la oposición se vale de esto para sacar las uñas y tratar de resquebrajar las posibilidades de reelección del actual gobierno”, indicó.

Los pseudo-internacionalistas del fascismo local, han relatado en sus columnas de opinión que varias  repúblicas caribeñas estarían concertando con Guyana para diluir la unidad y el liderazgo que la diplomacia bolivariana logró en ese espacio con iniciativas como Petrocaribe y el Alba. “También se trataría de evitar que el Caribe votara en bloque a favor del pueblo palestino”, resaltó el especialista.

Por último, destacó que la fórmula, tal y como ha dicho el Presidente Chávez, debe estar sustentada en la resolución pacífica y con todo el respeto al pueblo guyanés, sin que eso signifique ceder a nuestros justos derechos sobre el territorio del que fuimos despojados por el imperio británico. “Es necesario mantener este asunto bajo un manejo estrictamente bilateral y que no salga de su ámbito natural”, recomendó.

En 2005, denunciamos  agresión a Libia

En el 2005, cuando cumplía con su labor como representante de Venezuela ante la ONU, Toro Jiménez denunció el complot imperialista que se escondía tras la reforma que permitió que la Comisión de Derechos Humanos se convirtiera en Consejo de Derechos Humanos. Para entonces, Tribuna Popular publicó una entrevista exclusiva con la posición del experto diplomático.

Ese mismo argumento, lo expuso en su explicación de voto salvado por Venezuela, cuando se aprobó el proyecto de CDH, impulsado por Francia. En ese momento, Toro Jiménez alertó sobre el peligro de convertir esa instancia en un instrumento para la intervención de Estados soberanos. Transcurrieron seis años, y Libia hoy es víctima de esa estrategia imperialista, que en nombre de “defender los derechos humanos de la población civil”, extermina a un pueblo y destruye una nación para saquear sus recursos.

“Ese fue un proyecto de Francia y EEUU. Sin duda, fue una maniobra de alto nivel cupular entre la Unión Europea (UE) y EEUU. Esa fue una trampa y lo denunciamos en Naciones Unidas, antes de salvar nuestro voto junto con Irán y Bielorrusia”, explicó.

Un embrión de unidad

Para Toro Jiménez, la actual coyuntura que se ha dado con la solicitud de reconocimiento de Palestina como Estado en la ONU, es “un embrión de unidad”, necesario para revertir la hegemonía imperialista en la ONU. “De los 193 países que integran la Asamblea General, 123 apoyan a Palestina. Esa unión tiene que ser producto de un grupo de naciones que lideren esa decisión. Sería muy bueno que ese apoyo a Palestina creciera, hasta llegar a un límite en que dejara aislados a EEUU e Israel y a la misma UE”, expresó.

El internacionalista destacó que es improbable que en el corto plazo se pueda construir una organización universal de la dimensión de la ONU. Por ello, pese a los factores negativos, apuesta por la construcción de un espacio progresista de unidad en su interior.

“Es importante estar pendientes de la evolución de las políticas internas en la Asamblea General, a pesar del poder acumulado que tiene sin duda alguna EEUU allí. Ese oligopolio que nació con la catástrofe que significó para la Humanidad la desaparición de la Unión Soviética. Es algo que una y otra vez hay que reiterarlo, para darnos cuenta del desequilibrio que eso creó. Quedamos a merced del imperialismo, indefensos”, enfatizó.

Liderazgo de Chávez contiene a Washington

Al ser consultado sobre la posibilidad de que el imperialismo estadounidense aplique el modelo de Libia, con complicidad de la UE, en Venezuela, Toro Jiménez dice que no lo ve factible.

“Yo diría que no. Libia tiene una experiencia reciente de abrirle las puertas a los capitales extranjeros. Vendió todo. Eso debilitó su soberanía. En segundo lugar, pese a la valiente resistencia de Gadafi, la fragmentación del mundo árabe permitió la invasión. Esa atomización no existe en América Latina”, afirmó.

“En caso de una invasión a Venezuela, la reacción continental no sería de neutralidad. Existe suficiente fermento en este momento en América Latina, en especial en el mundo andino, para imposibilitar una intervención imperialista directa en nuestra contra”, argumentó.

“No se puede descartar y definitivamente no se debe descartar que suceda. Los planes están allí. Pero la movilización popular venezolana, con un líder de la importancia, la trascendencia, el renombre y el carisma que tiene en el mundo Hugo Chávez, es una razón ponderable para que se evite”, resaltó.

“Chávez no tiene el mismo perfil de Gadafi. Su liderazgo es un factor de contención para que EEUU se lance a una aventura de ese tipo en Latinoamérica”, finalizó.

Fuente: Tribuna Popular Nº 195

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s