Internacional

Gobierno de Brasil llevará ante la ONU denuncia por espionaje de Estados Unidos


Autoridades brasileñas destacaron que se trata de una violación grave a la soberanía del país si la intercepción de datos se realizó con fines políticos y no para investigaciones ilícitas. Por esta razón, exigen que la Casa Blanca explique por qué estuvo espiando las comunicaciones internas.

Eduardo-CardozoSao Paulo, 2 sep. 2013, Tribuna Popular TP.- El Gobierno de Brasil llevará ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y otras instancias internacionales la denuncia por el espionaje de las comunicaciones de la presidenta Dilma Rousseff y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, por parte del Gobierno de los Estados Unidos.

En una conferencia de prensa, el ministro de Justicia, Eduardo Cardozo. acompañado del ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Luis Alberto Figueiredo, manifestó que de confirmarse los hechos sobre una presunta intercepción de datos del Gobierno estadounidense en los asuntos internos de Brasil, sería muy grave porque representaría una violación a la soberanía de esa nación.

Manifestó que es necesaria una explicación clara por parte del Gobierno estadounidense y por ello hicieron el llamado al embajador norteamericano, Thomas Shannon. “Esto es muy grave porque afecta a Brasil y por ello esperaremos estas explicaciones para estudiarlas y considerarlas”, dijo.

Luego de reunirse con el embajador de Estados Unidos, en Brasil, el jefe de la Diplomacia brasileña, Luis Alberto Figueiredo, comentó que el funcionario tomó nota de todas las exigencias del Gobierno de Brasil y que espera que sean comunicadas a la Casa Blanca para que se emita una respuesta así sea por escrito. “Queremos que sea el propio Gobierno norteamericano el que nos de la explicación, no mediante su embajador” acotó.

De la misma manera, Figueiredo destacó que en una de las conversaciones que han tenido con Estados Unidos, se había propuesto que en el caso que este país necesite información interna para investigar hechos ilícitos, se haga mediante solicitud expresa a los tribunales brasileños, “por lo que si se trató de intercepción de datos con fines políticos, sería una violación grave de nuestra soberanía”, señaló.

Figueiredo dejó claro que la interceptación de datos solo se debe hacer partiendo del protocolo establecido para investigar sobre prácticas criminales mediante los tribunales brasileños y en el caso de que estos decidan darle el permiso.

Es por ello que consideró que fue un irrespeto confirmarse el caso de espionaje, ya que exigía un protocolo, un acuerdo y un tratado que ambos países acordaron.

Señaló que consultarán además de las instancias internacionales a los países desarrollados que puedan ayudar sobre el tema de los derechos humanos. “Porque no vamos a permitir violación de derechos humanos, derecho a la privacidad y protección de sus datos personales”, apuntó.

Brasil llamó a embajador de EE.UU. para que explique espionaje de su país

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff llamó este lunes al embajador estadounidense en Brasil, Thomas Shannon, para que dé explicaciones de las nuevas denuncias sobre el espionaje de las comunicaciones de la presidenta Dilma Rousseff y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto.

«El embajador de Estados Unidos fue llamado a explicar hechos revelados en el programa ‘Fantástico’ del canal Globo transmitido la noche del domingo”, declaró un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño.

La corresponsal de teleSUR en Brasil, Thiare Valenzuela, manifestó a través de su cuenta en la red social Twitter (@ThiareteleSUR) que la mandataria brasileña se reunirá con su gabinete ministerial para evaluar la situación de espionaje estadounidense. «Presidenta Dilma se reúne con ministros para tratar la denuncia de espionaje de los Estados Unidos».

Estas denuncias fueron reportadas primeramente por el periodista, Glenn Greenwald, quien fue el primero en publicar los documentos filtrados por el extécnico de la CIA Edward Snowden.

Según Greenwald, la NSA aplicó su programa diseñado para abrir y leer correos electrónicos y chats en línea para interceptar las comunicaciones de la Mandataria brasileña.

La NSA quería «mejorar su comprensión de los métodos de comunicación y de los interlocutores» de Rousseff y sus asesores, a través de un programa que permite acceder a todo el contenido visitado por la jefa de Estado en la red, incluso redes sociales.

El ministro de Justicia brasileño, Jose Eduardo Cardozo, aseguró que “si estos hechos se confirman, serían tratados como un caso muy grave y constituirían una violación explícita de la soberanía de Brasil».

Igualmente, agregó que se trata de un hecho “totalmente fuera del marco de los estándares de la confianza esperada entre dos socios estratégicos como son Brasil y Estados Unidos».

En julio, la prensa brasileña reveló que su país formó parte de una red de 16 bases de espionaje operadas por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, que intervinieron millones de llamadas telefónicas y correos electrónicos.

México también aparece en ese grupo de países, junto a Ecuador, Argentina, Venezuela, Colombia, Bolivia, Egipto, India, Irán, Turquía, China, Rusia, Francia, entre otros.

Fuente: TeleSUR

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s