Buró Político, Declaraciones políticas, Economía, Nacionales, Trabajadores/as

PCV: ATACAR TODAS LAS CAUSAS DEL DESABASTECIMIENTO


vladimira-moreno_001No son sólo las acciones golpista sino la persistencia de problemas estructurales no resueltos

Tribuna Popular TP Nº 226/NAP.- El sabotaje económico orquestado por la derecha y la ineficiencia de los órganos del Poder Público para enfrentar las acciones de acaparamiento y especulación han agudizado el creciente malestar en los sectores populares, principales víctimas del desabastecimiento.

Así lo señaló Vladimira Moreno, Miembro del Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV), al denunciar una operación de sabotaje organizada desde la cúpula de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias (Fedecamaras) para atacar aspectos fundamentales de la vida del venezolano y allanar el camino para el derrocamiento del gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.

Moreno señaló que la distribución “a cuenta gota” de productos de primera necesidad –como es el caso de Empresas Polar– sumada a la falta de acciones coordinadas y efectivas por parte del Ejecutivo han golpeado la confianza de las familias humildes del pueblo venezolano.

“Hacemos un llamado al gobierno nacional para realizar con mayor efectividad la supervisión y contraloría para una distribución equitativa de los rubros alimenticios de primera necesidad”, instó la dirigente comunista.

Moreno, quien también es la Secretaria Política del Comité Regional del PCV en Distrito Capital, resaltó la responsabilidad que tiene el gran empresariado local en perpetrar una artificial subida de precios, pese a que 92% de los productos son adquiridos en el extranjero con el dólar preferencial, otorgado por el Estado.

El PCV ha advertido que la tentativa desestabilizadora no exime de responsabilidades a la inacción de funcionarios de instituciones y órganos de gobierno para atacar la especulación y el desabastecimiento, y que en algunos casos actúan en contubernio y complicidad con el sector privado.

La corrupción y la actuación en función de intereses particulares en las filas gubernamentales –señala Moreno–, han colaborado directa o indirectamente con los objetivos y propósitos del plan contrarrevolucionario.

Alertas urgentes desatendidas

La dirigente comunista puntualizó que hace exactamente dos años el Comité Central del PCV alertó: “La oposición, heterogénea y contradictoria, fundamentalmente dirigida por fuerzas pro-imperialistas, aprovecha el descontento en sectores populares ante graves problemas estructurales no resueltos, como la inseguridad, el desempleo, el alto costo de la vida, la corrupción, la impunidad, etc.”

Moreno expuso que ya con miras a las elecciones presidencial, regionales y municipales de 2012 y 2013, la Dirección del Partido del Gallo Rojo llamaba a que “los espacios conquistados deben servir para buscar el mejoramiento de la situación de las y los trabajadores, pero, especialmente, como mecanismo de acumulación para producir la ruptura con el Estado burgués.”

“Se visualiza –remarcaba en septiembre de 2011 el Comité Central– un cuadro político, social y económico que tendrá características críticas en los años inmediatos por venir, producto de la agudización de las contradicciones de clase que se expresa en los proyectos de país enfrentados, no sólo con las históricas y claramente definidas fuerzas de la derecha pro-imperialista, sino también con los sectores reformistas y pseudo-socialistas que tienen significativa influencia a lo interno de las llamadas fuerzas del proceso.”

Persistencia de problemas estructurales

Las decisiones adoptadas por el Sistema Nacional de Finanzas Públicas han sido insuficientes para frenar la especulación abusiva de los sectores de la burguesía comercial que se vale del remarcaje diario de los precios de productos importados, manifestó Moreno.

Instrumentos legales como el Decreto-Ley de Costos y Precios Justos de 2011 se convirtieron en logros parciales al no ser acompañados de la actuación eficaz del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios (INDEPABIS), además debe no haberse articulado eficientemente la participación de las organizaciones populares de base para garantizar el éxito de la contraloría.

La situación de desabastecimiento no solamente responde a una acción golpista sino a la persistencia de problemas estructurales no resueltos.

En este contexto, resaltan los escasos niveles de producción nacional y la consiguiente dependencia creciente de las importaciones, tomando en cuenta que desde la creación de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) en 2003 y hasta 2012, las importaciones se incrementaron en 454%.

El precario crecimiento de sectores claves de la economía del país –como la producción manufacturera– es opacado por el auge del área financiera y bancaria.

La respuesta gubernamental ha consistido en alimentar una burguesía improductiva que solamente genera 2 mil millones de dólares en un año (2011) y reclama hasta 40 mil millones de dólares en el mismo periodo.

Estos aspectos están estrechamente vinculados al problema de la inflación, cuyos principales componentes de naturaleza estructural, derivados de nuestra economía rentista, monoproductora y dependiente, que han estado activos desde hace varias décadas y que siguen sin ser adecuadamente atendidos.

Estos componentes son la escasa producción nacional y con baja eficiencia; limitación de la oferta versus estímulo a la demanda; dependencia creciente de las importaciones; altos índices de liquidez interna y circulación monetaria; y, dolarización de los precios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s