Economía, Internacional, Opinión, Politica

Geopolítica Imperialista y Alianza del Pacífico


alianza-pacifico-usaDel vértice popular y democrático, surge la gran tarea de la unidad y la integración latinoamericana, de forjar una dimensión política, cultural, e ideológica de la misma, involucrando al conjunto de sus actores a la propuesta de izquierda y socialista.

Escrito por Eleazar Briceño

En el desarrollo de los acontecimientos mundiales observamos, entre otras, tres características nítidamente expresadas.

a) Vivimos un mundo de cambios significativos. Existen, sin ninguna duda, posicionamientos internacionales, pero que no están plenamente resueltos.

Su desenlace en muchos casos depende de múltiples factores, como por ejemplo el rumbo del entramado en Medio Oriente, dentro de él la agresión imperial en Siria, el conflicto palestino-israelí, la situación en Egipto, Libia, Afganistán, Iraq, países en los que el imperio norteamericano tiene puestas sus garras; asimismo la contradicción entre los países emergentes (BRICS) versus la trípode imperialista (USA, CEE y Japón); la ontraofensiva yanqui en América Latina y el destino de los gobiernos progresistas y de las fuerzas populares y democráticas en el sur del continente.

b) En las contradicciones internacionales, en la actitud hacia los problemas y los protagonistas, no hay punto intermedio. El centro es una ficción, un engaño o una maniobra mediática propagandizada por los voceros más reaccionarios del continente.

c) Una contraofensiva imperialista a escala mundial. Ningún rincón del planeta queda al margen de sus planes hegemonistas. América Latina, es, por supuesto, también blanco de sus políticas intervencionistas en alianzas sólidas con los sectores conservadores nacionales en cada uno de los países.

Estados Unidos: La política de siempre, nuevos instrumentos.

Con el gobierno de Barack Obama se ponen en marcha una serie de acciones con el propósito de superar la situación difícil para los intereses norteamericanos. Establecen mecanismos denominados “poder inteligente” o “poder suave”, cuyos componentes abarcan desde el papel organizador y propagandístico de los sectores conservadores ejercitado por los grandes medios de comunicación; hasta el rol del sistema judicial, los parlamentos, el control de la economía en pacto con las grandes trasnacionales, incluyendo la infiltración en los movimientos sociales.

El monstruo con sus intenciones voraces es el mismo que conocemos los revolucionarios a través de la historia, lo que varía ahora son sus disfraces. Una política claramente definida e implementada por la reacción continental es la coordinación estrecha y colaboración de las fuerzas derechistas, incluso con apoyo entusiasta de sus pares europeos.

Estos grupos de intereses tienen sus propios intelectuales, sus foros, su gente, financiamiento, prensa al por mayor, organizaciones de diverso tipo a su servicio, explayadas por toda la región (USAID es un ejemplo).

Bajo ésta óptica ahora pretenden resurgir la OEA; se presentan como portadores del cambio, utilizan cuando les conviene un lenguaje izquierdista, se presentan cínicamente como defensores de los derechos civiles y de los DD.HH.

La Alianza del Pacifico.

Parte significativa de la estrategia imperial para América Latina y el Caribe es hacer fracasar los movimientos integracionistas representados en CELAC, ALBA, UNASUR.

Componente práctico de éstos esfuerzos es la creación de la Alianza del Pacifico, intento renovado después del proyecto fracasado del ALCA.

Washington se propone recuperar posiciones en las relaciones entre los países del continente, confrontado al proceso de integración, desestabilizándolo, resquebrajando la unidad, fracturando, dividiendo, como en otros lugares del planeta; debilitar las fuerzas regionales es objetivo de Estado permanente de USA.

En éste marco se desenvuelve la llamada Alianza del Pacifico, que compromete en la región a México, Colombia, Perú, Chile; cada uno con gobiernos neoliberales y respectivos TLC con Estados Unidos.

No es pura coincidencia.

La agenda neoliberal, la política imperial, el neocolonialismo, tiene en la Alianza del Pacifico un instrumento de dominación que se ha trazado el objetivo de reimpulsar el ALCA, en otras circunstancias y características pero con la persistencia en establecer un espacio de Libre Comercio en Latinoamérica, promover la penetración de los capitales foráneos, especialmente norteamericanos, teniendo, de concretarse o avanzar nefastas consecuencias, como el reforzamiento de las políticas neoliberales y pérdida de las soberanías nacionales.

Integración latinoamericana versus Alianza del Pacifico.

La América de Bolívar, Martí, Mariátegui, Hugo Chávez, atraviesa momentos muy especiales en su convulsionada historia. Las experiencias de gobiernos de izquierda y progresistas demuestran que si es posible gobernar en diferencia o en confrontación con el imperio norteamericano, enfrentar a los poderes facticos, proponer las ideas de cambio y transformación.

La integración latinoamericana ha tenido un empuje vital con la liquidación del ALCA, proyecto que hubiera causado una frustración adicional a los distintos desarrollos nacionales.

Promocionar la integración solidaria de América Latina y El Caribe conlleva a detener la contraofensiva imperialista; integración que debe tener las siguientes características:

a) Mayor autonomía en política económica, fomentando la protección de las economías nacionales.

b) Marchar a relaciones equitativas entre los países miembros; reducir presencias imperialistas, desigualdades y compensar fortalezas y debilidades.

c) Búsqueda de una soberanía nacional, la conformación de un bloque en capacidad de negociar en mejores condiciones con los grandes centros de poder internacional.

El pueblo peruano debe tener conciencia que la metrópoli norteamericana, insistirá por todos los medios en su afán de dominio continental, la Alianza del Pacifico es una de sus expresiones. Del vértice popular y democrático, surge la gran tarea de la unidad y la integración latinoamericana, de forjar una dimensión política, cultural, e ideológica de la misma, involucrando al conjunto de sus actores a la propuesta de izquierda y socialista.

Fuente: Patria Roja

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s