Economía, Internacional, Nacionales, Opinión, Politica, Trabajadores/as

LOS RETOS DE LA AGRICULTURA VENEZOLANA


agricultura-familiarPor: *Frank G. Tovar Zerpa*.

Especial para  Tribuna Popular TP Nº 230.- El 2014 ha sido declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF), en un intento por reposicionar la Agricultura Familiar en el centro de la formulación de políticas agroambientales y sociales nacionales.

Expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), estiman que en el mundo existen más de 500 millones de unidades productivas familiares. Se trata de un esfuerzo que hay que valorar en su justa dimensión, debido a la importancia estratégica de esta actividad en la seguridad alimentaria y la superación de la pobreza rural de los países, particularmente los de América Latina y el Caribe, lo que debe traducirse en un compromiso firme de los organismos públicos nacionales e internacionales para promover y fortalecer el desarrollo de las capacidades de este importante actor socio-político y agroproductivo.

En ese sentido, sin lugar a dudas, Venezuela tiene todas las posibilidades para iniciar tanto a nivel  ejecutivo y legislativo, un profundo proceso colectivo que permita repensar y re-orientar acciones concretas, eficaces y eficientes para superar las actuales y convencionales políticas públicas que en los últimos años se han elaborado para atender un tema tan sensible como es la seguridad y soberanía agroalimentaria. De mantenerse tales políticas públicas agropecuarias, se corre el riesgo de reproducir un “metabolismo rural” anclado en una agricultura de base química que en nada contribuye a la sostenibilidad agroambiental y a la planificación y participación popular para lograr en el campo venezolano un endógeno modelo de desarrollo rural territorial.

La guerra económica con motivos políticos, en sus distintas expresiones, como lo son el acaparamiento y la especulación, atacó y debilitó aún más la seguridad agroalimentaria y agroproductiva del país. Por tanto, la aprobación de la Ley Habilitante que autoriza al Presidente de la República, en Consejo de Ministros, para dictar en el ámbito de la defensa de la economía Decretos con Rango, Valor y Fuerza de Ley, comporta una oportunidad estelar, para que se revise, sin excepción, todo el marco normativo y administrativo vigente que apuntala las políticas públicas para la economía agrícola del país.

Los retos para el nuevo marco normativo y administrativo para la seguridad y soberanía agroalimentaria, desde una perspectiva agroecológica y familiar, son los siguientes:

1.- Desarrollar ampliamente las normas programáticas referidas a la sostenibilidad territorial y el desarrollo rural territorial, contenidas en los artículos 128 y 305 de la Constitución de la República. A tal efecto, se deben crear zonificaciones ecológica-económica con sus respectivas políticas públicas diferenciadas que obedezcan a las especificidades culturales, sociales, políticas, agroambientales, geográficas, económicas, edafoclimáticas de cada una de ellas. Esto permitirá superar el desacierto que comportó, por ejemplo, la creación de las denominadas Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable (ZEDES).

2.- Privilegiar las bases científicas de la Agroecología en la elaboración de políticas públicas, para la promoción de un endógeno modelo de desarrollo rural territorial, que posibilite una economía solidaria y popular para la concreción de unidades sociales de producción y articulación de redes rurales, peri-urbanas y urbanas de consumo justo, solidario, ético para la distribución y abastecimiento de alimentos en cantidades adecuadas y de elevada calidad biológica y nutricional para la seguridad y soberanía agroalimentaria.

3.- Profundizar y ampliar el reconocimiento de la agricultura familiar a nivel normativo y administrativo, promoviendo procesos de inclusión social para lograr el rescate de nuestros hábitos alimentarios y resignificar la relación ser humano-naturaleza, para la construcción y reproducción en el campo venezolano de un medio de vida rural autónoma que supere la “cultura del petróleo y la agricultura de puerto”.

*Ingeniero Forestal, Magister Scientiae en Gestión de Recursos Naturales Renovables y Medio Ambiente.

1 comentario en “LOS RETOS DE LA AGRICULTURA VENEZOLANA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s