¿LAS PROTESTAS SON DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL?


Combatir por una profunda trasformación universitaria con unidad estudiantil revolucionaria

Tras el eufemiosmo de "estudiantes" se esconde el terrorismo fascista más salvaje
Tras el eufemiosmo de “estudiantes” se esconde el terrorismo fascista más salvaje

Eleazar Melo (*)

Especial para TP. Nº 234- Los medios de comunicación nacional e internacional han intentado generar una matriz de opinión de que las protestas que hoy se desarrollan en las zonas residenciales de las capas medias y de la pequeña burguesía, que han arrojado una treintena de muertos y hechos trágicos para la historia política de nuestro país, han sido como consecuencia de un “despertar espontaneo” del movimiento estudiantil venezolano.

La verdad es totalmente otra. Las primeras manifestaciones que ocurrieron el 12-F fueron convocadas por Leopoldo López, María Machado y Antonio Ledezma, conocidos dirigentes de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (partidos tradicionales, neoliberales, enemigos de la educación pública); y las guarimbas son parte de un plan denominado “la salida”. A estos llamados han asistido diversos sectores de la sociedad, pero ellos, para no mostrar su rostro, se escudan en decir que fueron “los estudiantes”.

Titular TP, 21 de septiembre de 1984, primera plana.
Titular TP, 21 de septiembre de 1984, primera plana.

Política de derechización

Es claro que las universidades del país, principalmente las autónomas, han sido un bastión conspirativo de la derecha a lo largo de los últimos quince años.

La aún vigente Ley de Universidades, que data del primer gobierno de Caldera (1969-1974), preparó el terreno para la derechización del estudiantado, para acabar con la influencia de las fuerzas revolucionarias en las universidades, dando paso a una universidad tecnocrática y al servicio de las grandes trasnacionales.

Titular TP, 24 de febrero de 1978, primera plana.
Titular TP, 24 de febrero de 1978, primera plana.

A finales de los años 60 y principios de los 70, había un fuerte y activo movimiento estudiantil, la generación de la Renovación Universitaria. Esta generación movilizó a miles de estudiantes e inició una discusión nacional sobre el modelo universitario que necesitaba el país para conquistar una Alma Mater al servicio del desarrollo, la independencia y la soberanía nacional, con propuestas y un programa claro.

La respuesta del gobierno puntofijista fue una ola de masacres a estudiantes, allanamientos a las universidades, una represión brutal y la implementación de una reforma universitaria.

La concepción de esta reforma era crear en las masas estudiantiles la ilusión de que son parte de la llamada “clase media”, por lo que no es casualidad que hoy una parte importante de las y los estudiantes venezolanos se sienten ajenos a la clase obrera, y sólo avalan el trabajo intelectual. Esta ilusión convierte a los estudiantes en una capa de la sociedad que se siente más cercana a la burguesía y a la pequeña burguesía que a la clase a la cual en verdad pertenecen, la clase trabajadora.

Utilitarismo reaccionario

Hoy la derecha venezolana sigue utilizando como carne de cañón a jóvenes y estudiantes, especialmente a los más permeables y susceptibles para el engaño y la ilusión. Son muchos los jóvenes que desconocen la represión, asesinatos, torturas, desapariciones, miseria, hambre y todo tipo de políticas anti-populares a las que fue sometido el pueblo venezolano durante los gobiernos puntofijistas. Muchos jóvenes desconocen la desgracia neoliberal que sufrimos, y no identifican a los dirigentes y Partidos políticos agrupados en la MUD, y que hoy pretenden venderse como los salvadores. Víctimas del engaño, los hacen defender, dar la cara y luchar a favor de sus enemigos históricos.

También se utiliza la imagen del movimiento estudiantil porque ha sido históricamente participe e impulsor activo de las transformaciones sociales. El prestigio y la historia de combate del movimiento estudiantil en nuestro país le permiten a la derecha ocultar sus verdaderos intereses, e incluso que sus exigencias sean tomadas con mayor atención porque de manera casi automática se asocia la lucha estudiantil con causas razonables, legítimas y justas.

Ahora, el hecho de que muchos estudiantes participen de estas protestas no implica que sea el movimiento estudiantil en su totalidad el que hoy esté incendiando y destruyendo las calles del país. La gran mayoría de detenidos se ha comprobado que no son estudiantes, y la abrumadora mayoría de los estudiantes venezolanos no comparten la manera de actuar de estos grupos. Además, quienes impulsan dichas protestas no tienen ningún discurso representativo de reivindicaciones para el gremio estudiantil.

Este autodenominado “movimiento estudiantil” carece de autonomía, funcionando como títeres y operadores políticos de las autoridades universitarias mafiosas y de los Partidos políticos tradicionales. ¿Cuándo se ha visto a quienes dirigen esas FCU impulsado protestas por las pésimas condiciones en los servicios de las universidades autónomas? ¿Qué dicen estos personajes ante el robo descarado del presupuesto universitario por parte de las autoridades corruptas? ¿Cuál fue la posición de esas FCU cuando se convocó el paro conspirativo indefinido de FAPUV que le costó la pérdida académica a miles de estudiantes? Silencio y complicidad.

Titular de TP, 11 de diciembre de 1981, pág. 8.
Titular de TP, 11 de diciembre de 1981, pág. 8.

Debilidades y propuestas

Ahora bien, las y los revolucionarios no podemos sólo señalar y denunciar, también debemos asumir la responsabilidad que nos toca. Nosotros hemos sido incapaces de construir políticas acertadas para retomar la vanguardia del movimiento estudiantil venezolano, para demostrar a los estudiantes venezolanos la justeza de la causa revolucionaria.

Hoy el movimiento estudiantil venezolano carece de una estructura nacional organizada, de un programa de lucha común de los estudiantes. Por ello debemos esforzarnos mucho más entre las diversas organizaciones estudiantiles nacionales, regionales y locales para avanzar con firmeza en la construcción de espacios unitarios, de una agenda de lucha común que nos permita actuar como una fuerza organizada capaz de impulsar transformaciones profundas. Y esto debe hacerse de la mano con la clase obrera y todo el pueblo trabajador, no sólo de la educación en todos sus niveles, también de la base económica y toda la sociedad en general. Sólo así podremos retomar la vanguardia del movimiento estudiantil venezolano y ser consecuentes continuadores de nuestra historia de combate, por los intereses del estudiantado venezolano, por una educación al servicio del desarrollo soberano de nuestro país.

La manera de detener el avance y proliferación del fascismo y la derechización en el seno del estudiantado es construyendo un movimiento estudiantil capaz de desenmascarar a los verdaderos enemigos de los estudiantes, luchar por sus principales reivindicaciones y atacando las causas fundamentales que generan y permiten dicha proliferación. Por ello, la unidad estudiantil revolucionaria y combatir por una profunda trasformación universitaria, más que un anhelo son hoy una necesidad.

Venezuela necesita de un movimiento estudiantil que levante los principios de soberanía y autodeterminación ante las pretensiones de injerencia de las potencias extrajeras; que a la luz de la ciencia organice, una, estudie, investigue, participe e impulse los cambios estructurales revolucionarios que den verdaderas soluciones a los grandes problemas que padece la sociedad venezolana.

Los estudiantes comunistas nos comprometemos a luchar sin descanso por desenmascarar a los verdaderos enemigos del pueblo y los estudiantes, por una universidad que produzca ciencia, tecnología e innovación al servicio del desarrollo, la independencia y la soberanía nacional, para reconstruir un verdadero movimiento estudiantil de carácter autónomo, propositivo y combativo, que sea capaz de transformar nuestras universidades y ponerlas al servicio de nuestro pueblo.

(*) Responsable Nacional del Frente Estudiantil Livia Gouverneur (FELG)

Anuncios

Un comentario en “¿LAS PROTESTAS SON DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s