Economía, Nacionales, Trabajadores/as

UNIDAD de la CLASE OBRERA y del PUEBLO TRABAJADOR


Declaración Pública del Encuentro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras “Contra el fascismo y el reformismo, por la conquista de un Estado Democrático, Popular y Revolucionario”

encuentro-nacionalCaracas, 29 abr. 2014, Tribuna Popular TP.- En momentos en los que existe mucha dispersión, confusión y atomización en amplios sectores de las y los trabajadores –producto de la labor del sindicalismo reformista y patronal, sumado a errores y deficiencias en la gestión del Gobierno nacional–, el movimiento obrero y sindical clasista insurge con fuerza y claridad para trazar caminos de consecuencia revolucionaria.

Es así que, de manera colectiva y unitaria, numerosas organizaciones sindicales, Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, Delegados y Delegadas de Prevención, colectivos y movimientos, se han estado articulando basados en visiones compartidas y objetivos comunes, frente a la derecha pro-imperialista y por la profundización revolucionaria del proceso bolivariano, para abrir verdaderos cauces a la perspectiva socialista en nuestro país.

Varios meses de coordinaciones y actividades en centros de trabajo y en los diferentes estados, se vieron coronados con el combativo Encuentro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras, realizado el pasado 5 de abril, en el Teatro Cantaclaro, de Caracas, donde más de 200 representantes del movimiento obrero y sindical clasista se congregaron bajo la consigna: “Contra el fascismo y el reformismo ¡La clase obrera y el pueblo al Poder!”.

En el marco de la intensa lucha de clases que se libra en Venezuela, y con la claridad de la importancia de que esta iniciativa tiene objetivos de carácter histórico, el Encuentro designó una Comisión de sistematización de los acuerdos y acordó establecer una Comisión de Coordinación y Articulación.

Entre sus principales acuerdos destaca la necesidad de impulsar la conformación de un Bloque Popular Revolucionario y, conjuntamente, un Frente Unitario de Lucha de la Clase Obrera venezolana, que atienda, unifique y dé sentido y carácter revolucionario a los reclamos por derechos laborales, sociales y políticos de las y los trabajadores, arrebatándole al sindicalismo de derecha y al reformista-patronal estas justas banderas de lucha.

Para seguir sumando voluntades y ayudar a darle direccionalidad a los nuevos combates clasistas, Tribuna Popular reproduce íntegramente la Declaración Unitaria de las organizaciones, colectivos y corrientes participantes en el Encuentro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras “Contra el fascismo y el reformismo ¡La clase obrera y el pueblo al Poder!”

Esta declaración Pública fue dada a conocer al país, a través de una Rueda de Prensa realizada en el día de hoy, actuando como vocera la coordinadora de la Corriente Clasista de Trabajadores “Cruz Villegas”, Adelaida Zerpa.

DECLARACIÓN DE LAS ORGANIZACIONES, COLECTIVOS Y CORRIENTES   PARTICIPANTES EN EL PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS “CONTRA EL FASCISMO Y EL REFORMISMO: LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO AL PODER”

Contra la conspiración neofascista de la extrema derecha

En todo el mundo se desarrolla una fuerte agudización de la lucha de clases en medio de la crisis general del sistema capitalista, caracterizada por una ofensiva económica, política y militar a escala global del imperialismo estadounidense y europeo, con el sempiterno acompañamiento del sionismo internacional. Tal ofensiva imperialista tiene como propósito esencial reposicionar y fortalecer la hegemonía y la dominación en el mundo de los capitales transnacionales norteamericanos y europeos, de ese objetivo estratégico no escapa América Latina y el Caribe. Tales pretensiones imperialistas son las determinantes en la ejecución del plan desestabilizador y golpista que adelanta la extrema derecha neofascista, contra la República Bolivariana de Venezuela.

Por tales razones, la clase obrera y el pueblo trabajador venezolano necesita derrotar esa conspiración contrarrevolucionaria, pues su verdadera intención es colocar en el poder a agentes al servicio de los monopolios transnacionales y de la oligarquía local subordinada a aquellos, instaurando una dictadura férrea del capital que le asegure a los explotadores máximas ganancias a costa de empobrecer aun más a las y los trabajadores y a las mayorías populares en general, liquidando todas las conquistas sociales, económicas y políticas de nuestro pueblo. De igual modo, un objetivo del plan desestabilizador y golpista en marcha, es acabar con los procesos de integración y de unidad latinoamericana sin tutelaje yanqui que, aún con debilidades y matices, han surgido en la región en los últimos años en oposición a la tradicional estrategia neocolonial de los EEUU.

Como es evidente, está amenazada gravemente la soberanía nacional, las conquistas democráticas del pueblo venezolano y los intereses generales de la clase trabajadora de la ciudad y el campo. Por ello, nos pronunciamos por la más amplia unidad clasista y popular para hacerle frente con fuerza demoledora a los neofascistas que quieren llevarnos a una guerra civil o a una criminal violencia incontrolada que facilite y “legitime” una intervención extranjera.

No al reformismo y a la conciliación con la oligarquía

En ese contexto de graves amenazas y frente al chantaje de la violencia oligárquica, rechazamos las intenciones conciliadoras con la extrema derecha y los caminos ambiguos del reformismo, nos pronunciamos por la profundización revolucionaria del proceso de cambios con el protagonismo de la clase obrera y del pueblo trabajador en general.

Por ello, instamos al gobierno nacional a rectificar y reorientar muchas de sus políticas. Se impone la necesidad de construir colectivamente las decisiones más importantes en lo económico, político y socio-laboral, con el concurso activo de las expresiones sociales y políticas revolucionarias y clasistas, de las y los trabajadores y del pueblo. No es admisible que en momentos de ofensiva del gran capital y de sus operadores políticos del extremismo fascistoide, el gobierno nacional solo escuche las exigencias de la burguesía en sus diversas expresiones, pero aun más peligroso e inadmisible es que les complazca en sus pretensiones de irse apoderando cada vez más de la renta petrolera, de facilitarle la obtención de la máxima ganancia, de desmontar los controles a la especulación y a la usura, de permitirles el fraude sistemático contra la economía nacional y el pueblo consumidor, que se les permita y hasta se les facilite las violaciones a los derechos laborales, con el fin de abaratar los costos de producción por la vía de una mayor explotación de la fuerza de trabajo y el despojo de nuestras conquistas legales y contractuales.

En tal sentido, solicitamos del gobierno proceda a informar al país, con claridad y precisión, ¿cuáles han sido los 56 acuerdos a los que dice haber llegado con los representantes de la oligarquía venezolana? De igual modo, las y los trabajadores y el pueblo venezolano en su conjunto, demandamos del gobierno nacional, que informe ¿cuáles son las empresas importadoras “de maletín”, que se han apropiado de más de 20 mil millones de dólares de la renta petrolera? Es necesario que tales “empresarios” paguen su delito, así como los funcionarios públicos corruptos que hayan actuado como cómplices de tal crimen de apropiación fraudulenta de los recursos públicos.

Por una nueva y revolucionaria política económica

Nos pronunciamos -parafraseando al Presidente Chávez- por un golpe de timón en política económica, es preciso adelantar una estrategia de desarrollo de las fuerzas productivas apoyándose en la clase trabajadora venezolana. Es preciso adoptar medidas consistentes y profundas dirigidas a desmontar el vetusto modelo económico rentista, que nos hace dependientes y vulnerables ante los grandes monopolios y que favorece a las burguesías parasitarias del sector financiero y comercial-importador.

Proponemos: nacionalización del comercio exterior que signifique cerrar el grifo de dólares de la República a los importadores privados: ¡ni un dolar más para la burguesía!; avanzar hacia la nacionalización de la banca; cambio en la política tributaria: incrementar las tasas de impuesto sobre la renta que deben cancelar los grandes capitalistas y eliminación progresiva del IVA; reforzar el sistema de control de costos, ganancias y precios con la participación decisiva de las y los trabajadores y de las comunidades; implementar, con la participación protagónica de las y los trabajadores, un Plan Nacional de Desarrollo Productivo; establecer nuevos modelos de gestión, con control obrero, de las entidades de trabajo de propiedad pública o en fase de recuperación, estableciendo también la inspección obrera sobre las empresas de capital privado, para ello exigimos la aprobación de la Ley Especial de los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, así como otras decisiones políticas y operativas que nos permitan acumular fuerzas en la lucha contra el sistema autoritario y verticalista basado en las relaciones capitalistas de producción.

Por un cambio urgente y radical en la política laboral          

De manera muy especial, demandamos un cambio urgente y radical en la política laboral del actual gobierno. Desde altas esferas del gobierno nacional se intenta debilitar, hasta su rendición o liquidación, a las organizaciones de la clase trabajadora que reivindican su independencia y autonomía de clase. Lo anterior lo confirman, entre otras practicas antisindicales, las injustificadas e ilegales negativas, dilaciones y condicionantes para la legalización de numerosos sindicatos, por parte del Registro Nacional de Organizaciones Sindicales (RENOS).

Esa pretensión de doblegar a las organizaciones de la clase trabajadora o en su defecto de debilitarlas al extremo, se evidencia en casi todas las actuaciones de quienes ejercen cargos de máxima jerarquía en las empresas del Estado y en las diversas instancias de la administración pública, con raras excepciones. Ya no tan solo contra los sindicatos clasistas, sino también contra los consejos socialistas de trabajadores y trabajadoras cuando estos no obedecen automáticamente a los designios de cierta burocracia y tecnocracia estatal que se opone a la posibilidad de democratizar la gestión de las empresas y demás entes públicos, y contra las y los delegados de prevención cuando estos asumen con firmeza y compromiso la lucha en defensa de la salud y la vida en el trabajo.

Se han creado grandes obstáculos y dificultades en general para adelantar procesos de negociaciones colectivas, eso incluye las trabas para realizar procesos electorales sindicales o las dilaciones que suelen producirse en el CNE para certificar los resultados de elecciones efectuadas, además de la obligatoriedad de ajustar los estatutos de los sindicatos a la nueva ley so pena de quedar imposibilitados de ejercer los derechos colectivos que le asigna la Constitución y la LOTTT a las organizaciones sindicales. Como consecuencia de todo lo anterior, amplios sectores de nuestra clase trabajadora quedan en total indefensión ante la patronal, desmejorando además sus condiciones de vida y de trabajo.

Exigimos sean desmontados los obstáculos extralegales que impiden el desarrollo de las negociaciones colectivas, que se faciliten a los sindicatos la realización de sus procesos electorales y que se certifiquen de inmediato los resultados de elecciones sindicales efectuadas; que se dejen sin efecto los actos de discriminación y exclusión en la administración de las convenciones colectivas, como el que comete la cúpula de la FUTPV contra una serie de sindicatos petroleros legítimos, algunos de ellos dirigidos por tendencias clasistas y revolucionarias.

En el sector público se tienden a decidir burocraticamente y a ejecutar de forma autoritaria procesos de reestructuraciones, intervenciones y liquidaciones de entidades de trabajo de propiedad pública sin tomar en cuenta para nada a las y los trabajadores, sino que por el contrario afectándoles en sus derechos, incluso produciendo despidos masivos y tratando de destruir a los sindicatos cuando estos intentan enfrentar tales atropellos. Tal es el caso del proceso de liquidación y supresión de la CVA Azúcar y los centrales azucareros a su cargo y el cierre intempestivo de algunas tiendas de la Red de Abastos Bicentenarios.

Las actuaciones de muchos funcionarios y funcionarias a diversos niveles del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y la Seguridad Social (MPPTSS), absolutamente parcializados con la patronal, totalmente proclives a permitir violaciones a los derechos laborales, a no hacer respetar la inamovilidad laboral y los fueros, a no sancionar a patronos públicos o a determinados privados, a no actuar con celeridad y efectividad para hacer cumplir la ley, terminan de configurar un cuadro de indefensión laboral y de impunidad que favorece a los explotadores privados y a los opresores del sector público.

En los niveles de máxima dirección del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL), no existe ningún compromiso con la defensa de la salud y la vida de las y los trabajadores, al favorecer descaradamente y de manera reiterada a patronos públicos y privados que violentan la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT). El INPSASEL, en total contravención a la ley y a la Constitución, no impone correctivos ni sanciona a los patronos públicos infractores y tiende a ser complaciente y benevolente con muchos patronos del sector privado.

Demandamos cambios urgentes en la conducta general del funcionariado del MPPTSS y sus dependencias, como el INPSASEL. Proponemos establecer la contraloría obrera y sindical sobre la actuación de las Inspectorías del Trabajo y otras instancias y que el funcionario o funcionaria cuya conducta revele parcialidad con la patronal y complicidad en las violaciones a la ley, sea destituido de su cargo de inmediato y expulsado de la administración pública. Exigimos que el RENOS sea facilitador en el ejercicio del derecho a la sindicalización y no un obstáculo, que sus oficinas regionales se encarguen del registro de los sindicatos del ámbito correspondiente, como lo mandata la LOTTT y que su actual Directora sea destituida por incompetente y por violentar reiteradamente el derecho constitucional a la sindicalización.

Es alarmante la tendencia cada vez mayor a criminalizar, penalizar y reprimir la lucha sindical, empleando a órganos policiales y al Poder Judicial, contra trabajadores y trabajadoras en lucha o que intentan organizarse para reivindicar sus intereses frente a la patronal. Se tiende a reprimir y a judicializar la actitud critica y cuestionadora de las y los trabajadores, especialmente a los líderes obreros clasistas, tanto en el sector público como en el privado. Entre las numerosas situaciones de judicialización y represión de la protesta y la denuncia laboral, destacamos entre los más recientes, por su gravedad e impacto, los casos presentados en empresas del Grupo Polar (Inversiones M.C.L.V en Aragua, Alimentos Polar, Helados Efe y Polar Planta de Anzoátegui); en CIVETCHI (Carabobo) y el, más reciente, en la empresa Alentuy (Lara).

Consideramos que Ley Orgánica del Trabajo, de los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), si bien introdujo una serie de nuevos beneficios de carácter individual para las y los trabajadores, contiene algunos aspectos negativos en materia de derechos colectivos que en general hacen daño a las posibilidades de avance y fortalecimiento del sindicalismo clasista, tales como las obstrucciones para el ejercicio del derecho a huelga y el debilitamiento del fuero sindical, con la medida cautelar de separación del sitio de trabajo prevista en el 423 de la Ley. Esta medida suele ser aplicada a aquellos trabajadores/as con fuero que asumen una actitud de rebeldía frente a los atropellos patronales. Luchamos por lograr el respeto y la aplicación de todo lo positivo que contiene la LOTTT, pero también lucharemos por suprimir y/o modificar los aspectos que hacen daño a las luchas de la clase trabajadora y que tienden a debilitar al sindicalismo clasista frente al poder de la patronal.

Unidad y lucha de la clase obrera y el pueblo trabajador para derrotar a la patronal y al capitalismo

El proceso de cambios progresistas conocido como Revolución Bolivariana, tiene entre sus objetivos declarados la procura de la justicia social y el bien común, se plantea reivindicar a los oprimidos y explotados de siempre, sin embargo, la permanencia del Estado burgués y el predominio de las relaciones capitalistas de producción, nos indica claramente que sigue existiendo el sistema capitalista con toda su carga de explotación, injusticia y desigualdad social, además del autoritarismo y la prepotencia que caracteriza a la burguesía y a la pequeñaburguesía en el poder.

Por ello, es preciso fortalecer a las organizaciones de la clase trabajadora que reivindican su autonomía e independencia ante el Estado, la patronal privada y pública, los partidos burgueses y pequeñoburgueses y ante cualquier factor extraño a los intereses de clase de las y los trabajadores, para combatir eficazmente contra los patronos que a diario violentan los derechos laborales pero también para dar, junto al resto del movimiento popular, la lucha contra el sistema capitalista.

Nos pronunciamos por la unidad del movimiento obrero y sindical clasista con el resto de los factores sociales y políticos del movimiento popular revolucionario, para lograr una correlación de fuerzas que nos permita conquistar la dirección social y política del proceso revolucionario, de tal manera frustraremos los planes del imperialismo yanqui y sus lacayos, aplastaremos la conspiración neofascista y derrotaremos al reformismo claudicante, acumulando fuerzas para lograr el desmontaje del Estado burgués e iniciar el tránsito hacia la construcción del verdadero y único Socialismo, bajo dirección revolucionaria de la clase obrera y del pueblo trabajador.

Con tales propósitos nos comprometemos a participar y a sumar a otras fuerzas del movimiento obrero y sindical, al Encuentro Nacional del Movimiento Popular Revolucionario próximo a realizarse.

Nos comprometemos a desarrollar un plan nacional de solidaridad con las luchas de las y los trabajadores en defensa de sus derechos y por fortalecer al movimiento obrero y sindical clasista: sindicatos clasistas, consejos de trabajadores y trabajadoras auténticos y las instancias que los agrupan, delegados de prevención y sus colectivos y frentes.

Llamamos a las y los trabajadores en general a participar en las jornadas de movilizaciones combativas y unitarias contra el fascismo y por la profundización revolucionaria del proceso, levantando nuestras banderas proletarias de lucha, el próximo Primero de Mayo, Día Internacional de la Clase Trabajadora.

 

¡Unidad de la clase obrera y del pueblo trabajador por la conquista de un Estado Democrático, Popular y Revolucionario!

Firmantes de esta Declaración Pública:

Organizaciones sindicales, corrientes, frentes, movimientos, Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, Delegados y Delegadas de Prevención, y demás voceros y voceras que suscriben la Declaración Unitaria

Corriente Clasista de Trabajadores y Trabajadoras “Cruz Villegas” (CCT-CV); Frente Regional por la Defensa de la Vida y la Salud en el Trabajo “Francisco de Miranda”; Plataforma de los Consejos Socialistas de Trabajadoras y Trabajadores de la Gran Caracas; Frente Bolivariano de Trabajadores de Ipostel; Colectivo Clasista por la Salud y la Seguridad en el Trabajo “Pedro Ortega Díaz”; Consejo Socialista Nacional Bolivariano de Trabajadores de la Seguridad y la Vigilancia (Csnbtsv); Frente Clasista de Trabajadores 1° de Mayo, de Anzoátegui; Sutrapetrorinoco (petroleros de Anzoátegui); Sinbomar (marinos petroleros); Sinbonatra (Abastos Bicentenario); Siuctraelec (Sector Eléctrico de Región Capital, Vargas y Miranda); Sintraibean (Cervecería Polar y Pepsi Cola Venezuela, en Anzoátegui); Funtrapeajes y sindicatos filiales; Sintrainces, Seccional del Distrito Capital; Subtacia (Central Santa Clara, Yaracuy); Sintrat “Jerusalem” (transporte de Caña del Central Azucarero Santa Elena, Portuguesa); Frente Unitario de Trabajadores y Trabajadoras (FUTT), de Cojedes y sus sindicatos; Ssbttctcap (transporte y corte de caña del estado Portuguesa); Sindicatos de Trabajadores Profesionales de la Industria del Metal (Imosa-Pdvsa Industrial en Puerto Cabello, Carabobo); Sindicato de Trabajadores de la empresa Domínguez & Cia., estado Miranda; Utrasobebidas (de Coca Cola, Valencia); Sinutrabosalesez (de Alimentos La Esmeralda, estado Zulia); Sutrabicas (de la Construcción, estado Monagas); Sintrarcoserv (de los Servicios Petroleros del estado Monagas); Sinatracon (Construcción del estado Monagas); Utrisantelena (del Central Azucarero Santa Elena, Portuguesa); Unstracoimpro (de la empresa constructora Coimpro, Portuguesa); Sinatrasohe (Helados Efe); Sutriodics (Minerven, estado Bolívar); Central Regional de Trabajadores (CRT) del Distrito Capital, Vargas y Edo Miranda; Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras de: Pdval (Carabobo y Cojedes), Lácteos Los Andes, Hospital Clínico Universitario (Caracas), Negra Hipólita (Distrito Capital), Intevep-Pdvsa (Miranda), Fanabi (Cojedes); Delegados y Delegadas de Prevención de: Domínguez & Cia. (Miranda), del Centro Comercial La Cascada (Miranda), Laboratorios Leti (Miranda), Fandec, C.A. (Miranda), Fábrica Socialista Leonarda Rivas (empresa de Corpivensa, Monagas), Orinoco Iron (Bolívar), Fugreso (Frente Unido de Guardianes Revolucionarios de la Salud Ocupacional del estado Aragua); Voceros y Voceras de las y los trabajadores de Corpoelec (Región Capital), Aceros Laminados (Cojedes), Matadero Municipal de Tinaquillo (Cojedes), Central Portuguesa (Capca), Mercal (Miranda y Falcón), Empresa Socialista de Riego Planicie de Maracaibo (Zulia), Venezolana de Cemento (Monagas), ABC Formas y Sistemas (Caracas), Venirauto (Aragua), Wonder (Aragua), Fondas (Falcón), Banco Agrícola de Venezuela (Cojedes), Frente Socialista de Trabajadores Petroleros (Pdvsa), RNV (afiliados al Sindicato Profesional de la Radio, Cine y TV del Distrito Capital y estado Miranda), Central Madeirense (Distrito Capital), del Ministerio del Ambiente (Cojedes); de los Medios Alternativos, Movimiento de Mujeres “Clara Zetkin”; Voceros y Voceras de la CCT-CV de los estados Aragua, Anzoátegui, Barinas, Bolívar, Carabobo, Cojedes, Distrito Capital, Falcón, Guárico, Lara, Mérida, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa y Zulia.

1 comentario en “UNIDAD de la CLASE OBRERA y del PUEBLO TRABAJADOR”

  1. Ayuda a Venezuela en un juego de estrategia y Geopolitica On-Line!

    Registrate Gratis! y Unete al PCV para marquemos la senda revolucionaria y socialista en la Venezuela virtual! TE NECESITAMOS, Que esperas?

    Unete YA! Xurl.es/eRJ02Rf

    Invitacion Dedicada a los camaradas del PCV y de la JCV, para que disfruten su tiempo de ocio, nada cuesta probar! 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s