Opinión

Fascismo, imperialismo y el camarada Dimitrov


Jorge Dimitrov (Foto: Archivo)
Jorge Dimitrov (Foto: Archivo)

Por: Mikel Koba.

Especial para TP.-  En artículo anterior (ver TP Nº205) analizamos la contribución relevante del camarada Jorge Dimitrov en el diseño de la táctica de la Internacional Comunista (I.C.) que sirvió en los años 30 para acumular las fuerzas necesarias que permitiesen derrotar al fascismo. El fascismo era la ofensiva terrorista del gran capital europeo para aplastar al movimiento obrero revolucionario, los Partidos Comunistas y, muy particularmente, el centro y corazón del socialismo mundial, la Unión Soviética, dirigida genialmente por el camarada Stalin desde la muerte de Lenin en 1924 y por todo el Partido Bolchevique, por supuesto.

Pero, siguiendo la recomendación importante de Lenin de “hacer el análisis concreto de la situación concreta”, hay que contextualizar la política antifascista acordada en 1935 por la I.C.: los Frentes Populares deben agrupar a la clase obrera europea con las capas medias y el campesinado y servir de base a la alianza entre los comunistas y socialistas para luchar contra el fascismo. ¿Y los pueblos no europeos sometidos a dominio nacional, colonial y neocolonial? ¿Será que no sufren de fascismo y no deben seguir la política dimitroviana? Claro que sí pero adaptada sus circunstancias particulares.

El comunista cubano Raúl Valdés Vivó recuerda atinadamente en su libro La crisis del capitalismo, que los entonces representantes de los Partidos Comunistas latinoamericanos Blas Roca (Cuba), Luis Carlos Prestes (Brasil) y Vittorio Codovilla y Rodolfo Guioldi (Argentina), lograron en ese VII Congreso de la I.C. –que aprobó la política de Frente Populares– que en los pueblos oprimidos y colonizados la consigna fuese “frente único contra el imperialismo sin dejar de combatir el peligro fascista”. Esa política permitió al Partido Comunista de Indochina, dirigido por Ho Chi Minh, no plegarse a los chantajes del colonialismo francés y fundar la República Democrática de Vietnam en 1945. Sin embargo el Partido Comunista argelino no la aplicó de manera consecuente y no entendió que lo fundamental era en su país expulsar al colonialismo francés perdiendo así su capacidad de liderazgo de la lucha nacional antiimperialista que fue asumida por otros sectores campesinos y populares hasta el triunfo revolucionario de 1962.

En los países sometidos al imperialismo, el fascismo es el recurso criminal empleado por éste para mantener su dominio y derrotar la Revolución Nacional Democrática. Fascistas han sido dictaduras militares instaladas por Washington (como las de Gómez, López Contreras, Pérez Jiménez y Carmona Estanga, en nuestro país), Golpes militares orquestados por marionetas (como en el 2002), escuadrones de la muerte organizados por la CIA, terrorismo de los terratenientes respaldado por la Embajada gringa y subversión lanzada por la oposición burguesa y sus fuerzas de choque bajo inspiración, asesoría, dirección y financiamiento norteamericano. En los países de América Latina y el Caribe, Asia, África, Oceanía y Este de Europa bajo dominio imperialista, la lucha contra el fascismo es una faceta de la lucha general contra el imperialismo y por la independencia nacional.

1 comentario en “Fascismo, imperialismo y el camarada Dimitrov”

  1. Por fin creo que pueden terminar con la lucha armada en ese país
    una lucha que solo beneficia a los que mas ganan con ella.
    luchemos por una paz justa para todos, que tanto merece ese sufrido pueblo

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s