Nacionales, Trabajadores/as

FRENTE NACIONAL DE LUCHA DE LA CLASE TRABAJADORA


Exitosa Asamblea Nacional del Movimiento Obrero y Sindical Clasista | Se adoptó un Plan Nacional de Lucha | Se plantea un modelo económico productivo bajo la conducción revolucionaria de la clase obrera y el pueblo trabajador

2-encuentro-nacional_001Tribuna Popular/Especial.La Sala de Teatro del Edificio Cantaclaro, en Caracas, fue escenario de una actividad que, por la pertinencia de sus deliberaciones y conclusiones, no dudamos en calificar de histórica para el movimiento obrero venezolano: la Asamblea Nacional del Movimiento Obrero y Sindical Clasista, realizada el pasado 19 de junio, como continuación conclusiva del anterior Encuentro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras “Contra el fascismo y el reformismo ¡La clase obrera y el pueblo al Poder! que se llevó a cabo el 5 de abril.

En esta oportunidad, se contó con cerca de 200 participantes: dirigentes sindicales, delegados y delegadas de prevención, voceros de Consejos de Trabajadores y Trabajadoras y representantes de otras expresiones organizadas de las y los trabajadores de diversas regiones del país.

Se inició la actividad con una intervención introductoria de Pedro Eusse, Coordinador Nacional de la Corriente Clasista de Trabajadores y Trabajadoras “Cruz Villegas”, quien abordó el cuadro general de las contradicciones de clase en Venezuela y describió el desarrollo de una ofensiva patronal e institucional contra la clase trabajadora en general y en particular contra el sindicalismo clasista, que se expresa en los incesantes despidos que se están produciendo, muchos de estos con el aval de las autoridades del Ministerio del Trabajo (actual Ministerio para el Proceso Social del Trabajo), en las sistemáticas violaciones a los derechos laborales con la complicidad de funcionarios y funcionarias del Ministerio del ramo, con las prácticas de judicialización, criminalización y represión que han llevado a la cárcel a un considerable grupo de trabajadores, líderes sindicales y delegados de prevención, por enfrentar las agresiones patronales.

Tanto en la intervención introductoria, como en el desarrollo de las deliberaciones, se fustigó la pretensión patronal y gubernamental de imponer la hegemonía de un sindicalismo desclasado, incluso recurriendo a aberrantes prácticas violatorias del derecho constitucional a la sindicalización, específicamente desde la actual Dirección del Registro Nacional de Organizaciones Sindicales (RENOS).

Por otra parte, se precisó que ante la crisis del modelo del capitalismo rentista e improductivo, que fundamentalmente sirve al capital financiero, al comercio importador y a la corrupción, la alternativa debe ser un modelo económico productivo bajo la conducción revolucionaria de la clase obrera y el pueblo trabajador, por lo que la clase obrera demanda un “golpe de timón” en política económica y en política laboral, que incluya la aprobación de la Ley Especial de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras.

 

Plan de lucha

Los participantes, en general, identificaron la necesidad impostergable de que los factores clasistas y progresistas del movimiento obrero y sindical se acuerden en torno a un Programa Mínimo de Lucha y un Plan de Acción para unirse en el combate y pasar a la ofensiva, bajo la premisa de que la ofensiva del capital debe ser respondida con la ofensiva consciente, combativa y organizada de la clase trabajadora, por lo que también se proponen construir un Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora que permita asumir con fuerza y eficacia las batallas de la coyuntura, avanzando hacia objetivos superiores: la derrota de la patronal y su sistema capitalista, la toma del Poder por la clase obrera y el pueblo trabajador para destruir el Estado burgués e iniciar la verdadera construcción del Socialismo.

Luego de un nutrido debate, con gran contenido y compromiso clasista, se concluyó en la definición de los Elementos para un Programa Mínimo de la Clase Trabajadora; la adopción de un Plan Nacional de Lucha, que entre otras acciones prevé: Marcha en Barquisimeto del 27 de junio (ya exitosamente realizada); las tomas simultáneas (piquetes) en las sedes de las Inspectorías del Trabajo para el 10 de julio; las asambleas regionales del movimiento obrero y sindical; las visitas colectivas a la Fiscalía del Ministerio Público y al TSJ, para denunciar la judicialización y la criminalización de las luchas laborales; la realización de una Gran Marcha Nacional Unitaria de la Clase Trabajadora para el 21 de agosto; iniciar la construcción del Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora conformando una instancia de Coordinación integrada por dos voceros/as o representantes de cada una de las organizaciones participantes y de todas las que decidan integrarse, concluyendo con la realización de un Congreso Nacional de Trabajadores y Trabajadoras para el 3 y 4 de octubre.

 

Papel revolucionario

La Asamblea también se pronunció en solidaridad con las luchas que desarrollan los diversos sectores de trabajadores y trabajadoras en todo el país contra despidos ilegales, cierres fraudulentos de empresas, situaciones de tercerización y simulación de la relación laboral, negativas a discutir convenciones colectivas, violaciones a la libertad sindical, restricciones al derecho de huelga, desmejoras en las condiciones de trabajo, violaciones a la LOPCYMAT, acciones represivas contra luchas obreras, actos de hostigamiento y acoso contra líderes obreros clasistas, entre muchas otras situaciones que configuran una ofensiva antiobrera y antisindical.

De forma contundente y unánime, las y los trabajadores asistentes se pronunciaron por la inmediata depuración y transformación profunda del Ministerio del Trabajo y del Instituto Nacional de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (INPSASEL), concretamente se exige la destitución de una serie de Viceministros, Directores Nacionales, Coordinadores Zonales e Inspectores del Trabajo, así como de la actual directiva nacional del INPSASEL, por la descarada conducta patronal de todos ellos.

En materia internacional, se decidió saludar solidariamente al Encuentro Internacional Sindical Antiimperialista que se efectuará en Cochabamba, Bolivia, del 30 de junio al 3 de julio, organizado por la Federación Sindical Mundial (FSM), bajo los auspicios de la Central Obrera Boliviana (COB) y el Gobierno de ese país hermano.

Al cierre intervino Oscar Figuera, Secretario General del Partido Comunista de Venezuela (PCV), quien felicitó la actividad, puso de relieve el papel revolucionario que debe jugar la clase obrera y el pueblo trabajador en el presente momento histórico, precisó que el Frente planteado no será un instrumento del PCV ni de ningún otro partido sino del movimiento de las y los trabajadores y exhortó a darle cumplimiento a las decisiones adoptadas en la Asamblea, activando el funcionamiento efectivo de la instancia de Coordinación acordada.

1 comentario en “FRENTE NACIONAL DE LUCHA DE LA CLASE TRABAJADORA”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s