Opinión, Trabajadores/as

Bloque Popular Revolucionario (II)


Caracas-movilizadaEdgar Meléndez. Especial para Tribuna Popular TP

Miembro del CC y Secretario Obrero-Sindical del PCV en Bolívar

En el PCV –así como en ningún Partido Comunista–, ni la concepción ni la política de alianzas es “neutral” y mucho menos fortuita, ella, al igual que todo nuestro accionar, responde a las orientaciones generales contenidas en el marxismo-leninismo.

Por ello es muy importante comprender que los dos instrumentos de alianzas que proponemos para lo que consideramos el abordaje correcto de este momento político, y que como vimos en el artículo anterior se desprenden de la caracterización que hacemos del proceso bolivariano, se corresponden con la concepción de alianzas que hace el marxismo-leninismo.

En relación a nuestra política de alianzas antiimperialista, podríamos citar a Lenin cuando dijo: “No se puede triunfar sobre un adversario más poderoso sino mediante una extrema tensión de fuerzas y con la condición expresa de utilizar de la manera más atenta, más circunspecta, más inteligente posible, la menor fisura entre los enemigos, las menores oposiciones de intereses entre las burguesías de los distintos países, entre los grupos o categorías de la burguesía de un mismos país, tanto la menor posibilidad de asegurarse un aliado numéricamente fuerte, aunque este sea un aliado temporal y vacilante, condicional, poco sólido y seguroQuien no ha comprendido esta verdad, no ha comprendido nada del marxismo, ni, en general del socialismo científico”.

Bien vale lo anterior, en nuestra realidad concreta, para la construcción de la alianza correspondiente con el objetivo táctico que definimos los comunistas para la revolución venezolana: liberación nacional.

Ahora bien, como toda alianza, y especialmente una de tipo táctico, implica unidad y lucha, ya hemos explicado también que dentro de la amplia alianza antiimperialista, antioligárquica y nacionalista bolivariana hay fuerzas y sectores que tienen un planteamiento estratégico que coincide con el de los comunistas: el Socialismo; entonces, para ese nivel también debe construirse el instrumento concreto ya definido en la anterior entrega como Bloque Popular Revolucionario.

El Bloque Popular Revolucionario, que al definir al Socialismo como su objetivo estratégico ya define entonces su indiscutible carácter clasista, no está exento de integrar en él a sectores que aunque coincidentes con el planteamiento socialista no tengan al marxismo-leninismo como base teórica conceptual y de allí la importancia de que la Clase Obrera se convierta en vanguardia de este instrumento.

No debemos perder de vista que esta propuesta, que se convierte en trabajo medular de la práctica para el PCV, tiene como meta inmediata el cambio en la correlación de fuerzas favorables a los planteamientos estratégicos de la Clase Obrera y el pueblo trabajador a lo interno del proceso político bolivariano, pero más allá de ello se plantea el tema de la hegemonía de la clase obrera en Venezuela y todo lo que ella implica, lo cual abordaremos en la próxima entrega.

1 comentario en “Bloque Popular Revolucionario (II)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s