Internacional

EIPCO: CONTRA el IMPERIALISMO y la EXPLOTACIÓN CAPITALISTA


Partidos Comunistas del mundo acuerdan acciones conjuntas en Ecuador

16 eipco IMAGTribuna Popular/JMG.- El 16º Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO) se realizará en Guayaquil, Ecuador, del 13 al 15 de noviembre de 2014, contando con el Partido Comunista de Ecuador (PCE) como organización anfitriona.

Esta edición de los Encuentros Internacionales –que se realizan anualmente–, está convocada bajo la consigna central: “El papel de los Partidos Comunistas y Obreros en la lucha contra el imperialismo y la explotación capitalista, que generan las crisis y las guerras y propician el auge de las fuerzas fascistas y reaccionarias. ¡Por los derechos de los trabajadores y los pueblos y por la emancipación nacional y social; por el Socialismo!”.

Este 16º EIPCO será precedido por los actos conmemorativos por el 92º Aniversario de la masacre de obreros de Guayaquil, en 1922, cuando un levantamiento de los trabajadores, terminó en un baño de sangre y planteó a la clase obrera la necesidad imperiosa de fundar su Partido Comunista, lo cual se concretó finalmente en 1926.

El EIPCO es un espacio para el proceso de fortalecimiento y coordinación del movimiento comunista internacional, bajo los principios del internacionalismo proletario, reivindicando al marxismo-leninismo como fundamento teórico para la lucha por la construcción del Socialismo, como primera etapa del Comunismo. En esta instancia priva el respeto a la política propia trazada por cada Partido, según las condiciones propias de cada país, producto del análisis y definiciones que construya internamente el Partido Comunista respectivo.

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) tiene como prioridad en su línea política apuntalar el fortalecimiento del movimiento comunista internacional, por lo que apoya y aportar desde su inicio al trabajo del EIPCO.

Retroceso coyuntural

La victoria de la contrarrevolución sobre el campo socialista (1989-1991), heredero del triunfo bolchevique en la Rusia de 1917, abrió el camino al imperialismo para radicalizar su ofensiva con políticas neoliberales impuestas a los pueblos del mundo a través de sus instrumentos: Banco Mundial; Fondo Monetario Internacional; Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio, antecesor de la Organización Mundial de Comercio.

El imperialismo, embriagado por su triunfo coyuntural, inició una violenta arremetida hegemónica a nivel mundial. Los países de Europa del Este sufrieron la paralización brusca de su crecimiento económico, la caída del Producto Interno Bruto (PIB) y la aparición de la recesión.

Este escenario prefiguró un reflujo del movimiento comunista y revolucionario mundial, produciendo en muchas organizaciones una profunda crisis que afectó su perspectiva revolucionaria. Con este panorama los apologistas del capital declararon el triunfo del capitalismo y “el fin de la historia”, entrando prontamente en contradicción con los acontecimientos devenidos.

Reagrupamiento comunista

El movimiento comunista internacional respondió y se activó de diversas maneras. Era necesario construir una instancia política descentralizada capaz de congregarlo para analizar, desde una perspectiva marxista-leninista, la situación política internacional y el proceso de lucha de la clase obrera por la construcción de la sociedad Socialista.

Así, 55 Partidos Comunistas y Obreros de todo el mundo se reunieron, en mayo de 1999, para el Primer EIPCO, organizado por el Partido Comunista de Grecia (KKE), bajo la consigna “La crisis capitalista, globalización y la respuesta del movimiento obrero”.

Este Encuentro se pronunció contra la embestida imperialista de EEUU y sus aliados en la OTAN contra Yugoslavia y la continuación de los bombardeos criminales. También resaltó la agresividad del nuevo concepto estratégico y la nueva doctrina de intervención de la OTAN, incipiente para ese momento, además de la existencia de guerras locales y el brote del fundamentalismo religioso, el racismo y la xenofobia.

El Primer EIPCO resaltó que la “crisis mundial de 1997-1998 muestra de la manera más categórica que no sólo el sistema capitalista no logró librarse de las crisis, sino que, en condiciones de dominación por el capital financiero y gigantescos monopolios, estas crisis son cada vez más profundas aún y más frecuentes, con efectos destructivos en los niveles de vida” de los trabajadores.

Simultáneamente, se presentaron el primer número del “Boletín Informativo” con documentos y ponencias de los distintos Partidos, y los primeros resultados positivos del Centro de Intercambio Rápido de Información a través de la página http://www.solidnet.org

Se manifestó la necesidad de continuar e intensificar esos Encuentros, vinculando los aspectos nacionales e internacionales de la lucha, puntos de vista comunes entre las partes en la lucha contra el imperialismo, la necesidad de una coordinación internacional de tales luchas y de la contribución particular de los comunistas.

Dada una mayor internacionalización de la vida económica y política y una mayor coordinación del gran capital a nivel mundial, la solidaridad, la cooperación y la convergencia entre los comunistas y las fuerzas progresistas y revolucionarias son aún más necesarias.

Contexto de la lucha

En sus recientes ediciones, el EIPCO manifestó que la actual crisis del capitalismo pone de relieve sus limitaciones históricas y la necesidad de su derrocamiento revolucionario, marcada por la masiva y socialmente irracional destrucción de activos, incluyendo los despidos masivos, el cierre de fábricas, y el ataque sistemático contra los salarios, pensiones, seguridad social y la erosión del sustento del pueblo.

Resalta que está en curso un declive relativo de la hegemonía económica de EEUU, un estancamiento productivo general en las economías capitalistas más avanzadas, y el surgimiento de nuevos poderes económicos globales. La crisis ha intensificado la competencia entre los centros imperialistas y entre los poderes establecidos y los emergentes.

El imperialismo está llevando a cabo una ofensiva que apunta a una regresión en la correlación de fuerzas aún más en favor del capital y contra el trabajo. Los sistemas políticos se han puesto más reaccionarios. El anticomunismo está creciendo.

Estos elementos indican que el sistema capitalista está en una crisis creciente, donde grandes peligros coexisten con oportunidades reales para el desarrollo de lucha de los pueblos por el Socialismo.

En este contexto las tareas que plantea el movimiento comunista y obrero priorizan el fortalecimiento y transformación de las batallas defensivas populares a luchas ofensivas por la abolición del capitalismo. La orientación de su lucha en una dirección clasista, en la perspectiva de la toma del poder político por el proletariado: por derechos laborales y sociales, la profundización de las alianzas sociales, el fortalecimiento del frente antiimperialista por la paz.

Hasta la fecha se han realizado 15 Encuentros Internacionales: del 1º al 7º EIPCO se realizaron en Grecia, de 1999 al 2005; el 8º en Portugal, en 2006; el 9º en Bielorrusia, en 2007; el 10º en Brasil, en 2008; el 11º en India, en 2009; el 12º en Sudáfrica, en 2010; el 13º en Grecia, en 2011; el 14º en Líbano, en 2012; y, el 15º en Portugal, en 2013.

1 comentario en “EIPCO: CONTRA el IMPERIALISMO y la EXPLOTACIÓN CAPITALISTA”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s