PROPUESTAS al CONGRESO VENEZOLANO de MUJERES


congreso-mujeres-IMAG-1Hacia una Plataforma Unitaria que luche por la profundización del proceso bolivariano y los derechos de la mujer

Por: Movimiento de Mujeres «Clara Zetkin». Especial para TP

 Lo más importante, es que todas somos necesarias, todas tenemos un papel que jugar. ¿Cómo? ¿Dónde? ¿De qué manera? Tiene que surgir de un espacio de articulación, de construcción colectiva, de unidad en la diversidad

Fanny Edelman (1911-2011)

Desde la constitución del Consejo Presidencial de Gobierno Popular de Mujeres, el pasado 25 de noviembre –en el marco del Día Internacional de Lucha por la Erradicación de la Violencia contra la Mujer–, se avanzó con fuerza en propuestas que ha hecho el Movimiento de Mujeres «Clara Zetkin» para solventar la necesidad histórica de consolidar la unidad de las mujeres revolucionarias, respetando la diversidad de concepciones y formas organizativas.

En este sentido, con miras a echar las bases para la construcción de una plataforma unitaria, el 16 de diciembre se realizó la convocatoria a las organizaciones de mujeres a integrar la Comisión Nacional Preparatoria para el Congreso Venezolano de Mujeres.

congreso-mujeres-IMAG-2A partir del 24 de enero y hasta el 28 de febrero, se pautó la realización de cerca de 140 Encuentros Sectoriales Regionales, siendo intercambios fundamentales con miras a las sesiones finales del Congreso, que contará con mesas de discusión el 6 y 7 de marzo, y el acto de clausura el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Para el debate y la construcción colectiva, el Movimiento de Mujeres «Clara Zetkin» (MMCZ) presenta una serie de propuestas al Congreso Venezolano de Mujeres, en el marco de la agudización de las contradicciones de clase que se desarrollan en medio del proceso de cambios que transitamos, con una ofensiva contrarrevolucionaria del capital imperialista y sus instrumentos económicos y políticos.

Por ello, el MMCZ reafirma la necesidad de que la Plataforma Unitaria de Mujeres debe constituirse como instancia colectiva de articulación de las organizaciones y movimientos de mujeres revolucionarias, enmarcada en el impulso de una política integral para la liberación y desarrollo soberano de la Nación y en la cual confluyan todas las expresiones organizativas de mujeres y las de los partidos políticos, comprometidas con el proceso bolivariano, que asuman un Programa Mínimo que permita consolidar y profundizar los cambios, hacia la derrota de la hegemonía capitalista, en la perspectiva de la construcción del Socialismo.

Debemos sentar las bases para la creación y conformación de esta Plataforma Unitaria de Mujeres, fundamentándose en el respeto a la autonomía e independencia de todas las organizaciones y movimientos de mujeres que lo conformen, bajo el principio de unidad en la diversidad. Debe ser una instancia orgánica que permita coordinar los distintos y heterogéneos sectores donde actúan las mujeres revolucionarias, para impulsar una política colectiva que oriente la lucha por la profundización del proceso bolivariano y los derechos de la mujer.

La Plataforma Unitaria debe ser de carácter nacional, estadal y municipal, desarrollando sus actividades con base en una planificación nacional, contextualizándola en correspondencia con las realidades locales. También nos debe permitir continuar la creación y fortaleciendo el Poder Popular, como expresión organizada de las fuerzas políticas y sociales revolucionarias del país, profundizando el rol de las mujeres de la clase obrera y de las trabajadoras, a través un papel protagónico para la acumulación de fuerza de contenido popular revolucionario.

A su vez, que podamos incidir en la superación del actual modelo rentista venezolano mediante el establecimiento de un nuevo modelo productivo y desarrollar la formación político-ideológica, con el fin de crear conciencia de clase, de Patria y de género.

Por lo que la Plataforma Unitaria de Mujeres debe guiar su actuación en el marco de un Programa Mínimo, discutido y aprobado por todas las organizaciones y movimientos de mujeres, que permita adelantar las tareas políticas, económicas y sociales que demanda el momento actual del proceso venezolano, situación que no se ha logrado en algunos Estados debido al incumplimiento del cronograma de los Encuentros Sectoriales por lo que consideramos que es indispensable realizar una discusión con mayor tiempo que nos permita dotarnos de este Programa Mínimo.

Sin embargo, presentamos un conjunto de propuestas para la discusión, que a continuación destacamos:

congreso-mujeres-IMAG-4EN LO POLÍTICO

– Defensa de la Patria contra la injerencia imperialista: Rechazo a las injerencias del imperialismo y el sionismo, radicalizando la denuncia de esta política intervencionista en los asuntos internos del país, a través de la profundización de los procesos de unidad e integración en América Latina y el Caribe, sobre la base de la defensa eficaz de los intereses nacionales comunes de nuestros pueblos frente al poderío de las transnacionales y de las diversas agencias económicas del imperialismo.

Continuar impulsando el desarrollo de relaciones con todos los países y pueblos del mundo, sobre la base de la coexistencia pacífica, el respeto mutuo y la autodeterminación de los pueblos, con una activa política a favor de la paz mundial, del desarme y la distensión internacional; desarrollando una activa política de solidaridad con los movimientos y organizaciones de mujeres por sus justas reivindicaciones.

Garantizar el disfrute de los derechos y exigir el cumplimiento de los deberes a todas las mujeres. Estimular el ejercicio de la crítica popular a través de las organizaciones y movimientos de mujeres revolucionarias y de masas, para corregir los errores en la administración pública y la conducción del Estado. Las mujeres deben estar incorporadas de manera efectiva a las instancias de dirección del Estado, de la economía y de los servicios públicos.

Coadyuvar a la construcción del Estado democrático, popular y revolucionario, constituido por las fuerzas revolucionarias, democráticas y progresistas, teniendo como tarea central generar unas justas relaciones sociales, económicas y políticas, basadas en la soberanía nacional y en una economía democrática e independiente, al servicio del pueblo trabajador, donde las mujeres somos parte fundamental; para lo cual es necesario liquidar la dominación del imperialismo y de los monopolios locales. Este Estado debe ser la expresión institucional del Poder Popular, basado en la dirección política de la clase obrera, donde las mujeres somos las principales protagonistas, como parte de las capas sociales históricamente excluidas, para el desarrollo de una auténtica democracia participativa.

Combatir, mediante el control social, con todas las herramientas necesarias: el burocratismo, la ineficiencia, el despilfarro, el nepotismo, el asistencialismo y la corrupción.

Despliegue de una amplia revolución cultural, que tenga como centro la ideología revolucionaria, y sustituya paulatinamente los valores de la moral burguesa.

Mientras las elecciones sean una de las principales formas de lucha de masas, deben hacerse los mayores esfuerzos para lograr triunfos aplastantes, garantizando la marcha cohesionada, coherente y unitaria de las diversas fuerzas políticas y sociales revolucionarias, con una amplia participación política de las mujeres.

congreso-mujeres-IMAG-3EN LO ECONÓMICO

Luchar para sentar las bases de un nuevo modelo económico, productivo, soberano y justo, basado en un Sistema Nacional de Planificación, con participación directa de todos los sectores organizados de mujeres, para el desarrollo de la industrialización con soberanía, que garantice una economía diversificada, con alta capacidad productiva, estableciendo simultáneamente una agricultura sustentable, tecnificada y de gran productividad, al servicio del interés nacional y popular.

Impulso de la socialización de la propiedad sobre los principales y fundamentales medios de producción y las formas de producción sustitutiva del capitalismo, con un nuevo modelo de gestión basado en el control obrero y social sobre la producción, administración y distribución de bienes y servicios.

La racionalización y socialización del trabajo doméstico, como condición fundamental y urgente para ser incorporadas en condiciones favorables al trabajo extra-doméstico. Asimismo, implementar una política de empleo que tenga como prioridad la incorporación de la mujer al trabajo extra-doméstico que incorpore la creación de puestos de trabajo que permitan la participación masiva de la mujer al trabajo productivo formal en condiciones de igualdad salarial y profesional.

Regularización del trabajo que realiza la mujer como asalariada doméstica que incluya la exigencia de contrato laboral, salario regulado, seguridad social y vacaciones; ya que éste contribuye a aislar y marginar a la mujer, aprovechándola como mano de obra barata, sin prestaciones y que dificulta su capacidad de organización.

Elaboración e implementación de una estrategia socioeconómica con recursos suficientes como para ofrecer alternativas de empleo para eliminar la explotación sexual.

congreso-mujeres-IMAG-5EN LO SOCIAL

Reafirmamos que las desigualdades basadas en el género constituyen una expresión del capitalismo y el patriarcado que reviste un carácter estructural y que no se pueden superar sólo con medidas jurídicas. Sin embargo se propone:

Consolidar un Sistema de Seguridad Social universal, integral y eficiente, como servicio público no lucrativo, que garantice y asegure al pueblo protección en las diversas contingencias.

Impulsar la formación de un Sistema único nacional de Salud, integrado al Sistema de Seguridad Social, regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad, y una industria nacional de producción de insumos para la salud.

Luchar para garantizar la institucionalización y regularización de las Misiones que no constituyan asistencialismo, como programas de Estado en la administración pública nacional.

Mantener la defensa irrestricta de los derechos de las mujeres y del pueblo, impulsando los procesos de concientización revolucionaria, organización autónoma y movilización.

Garantizar los derechos de la mujer joven al estudio, al trabajo, al deporte, la cultura y a una vivienda digna.

Política de vivienda y de crédito preferencial para las mujeres cabeza de familia.

Inclusión en el movimiento obrero y sindical revolucionario de la problemática específica de la mujer trabajadora, como parte integral de su lucha reivindicativa.

Crear las condiciones necesarias para cumplir y hacer realidad los justos anhelos por equidad e igualdad política, económica, social y jurídica de las mujeres.

Exigir un plan obligatorio de Equidad de género, dentro del sistema educativo público y en las misiones sociales, que permita la superación de la cultura patriarcal.

Exigir dentro del sistema educativo público y misiones sociales, un programa de educación sexual integral adecuado tanto a nuestra realidad cultural, como a los valores de la sociedad nueva que queremos construir.

Llevar a cabo campañas para hacer efectiva la educación laica en todas las instituciones de educación públicas y privadas.

Llevar a cabo debates y campañas que aborden la sexualidad y que contemplen la prevención del embarazo no deseado y de las enfermedades de transmisión sexual, como un problema de planificación social de la salud.

Exigir una política de distribución gratuita, cómoda y adecuada de anticonceptivos que abarque toda la red pública de salud y tenga presencia en todos los Consejos Comunales y centros de enseñanza media.

Asumir, como parte de la lucha de clases y de la lucha por la emancipación de la mujer, la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo y su inclusión en la sanidad pública con carácter gratuito.

Exigir en los centros de salud pública, un programa de atención a las mujeres sometidas a violencia en el ámbito público y privado.

Luchar por la abolición de la necesidad del consentimiento del marido y/o padre para decisiones que incumben a la mujer, porque son una violación al derecho sobre el propio cuerpo que tienen todas y todos los seres humanos.

En materia de erradicación de la violencia: llevar a cabo campañas y programas para enfrentar todos los tipos de violencia que desde el sistema capitalista y la cultura patriarcal se ejerce contra las mujeres como: explotación y abuso sexual; violencia intrafamiliar e intracomunitaria; violencia en los medios de comunicación; discriminación y violencia en los centros de salud, de trabajo y de estudio. Reforma del Código Civil.

Movimiento de Mujeres Clara Zetkin
Movimiento de Mujeres Clara Zetkin

Organización de la Plataforma Unitaria de Mujeres Revolucionarias

Se organizaría en los niveles territoriales y los fundamentales sectores donde actúan las mujeres, con la representación de las organizaciones y movimientos de mujeres y representantes de las organizaciones políticas, que impulsan el proceso revolucionario.

El Congreso constituirá el máximo organismo de coordinación; sus decisiones serán tomadas por consenso entre todas las organizaciones representadas; orientará y coordinará el trabajo a todos los niveles. Estará compuesto por representantes, designados de la siguiente manera: cinco (5) Delegadas por cada Movimiento y/o organización nacional; tres (3) Delegadas por cada Sector Nacional; y, dos (2) Delegadas por cada partido político nacional.

La Plataforma Unitaria de Mujeres, tendrá una Comisión Coordinadora Nacional, compuesta por: una  (1) representante de cada organización y/o movimiento de mujeres nacional; una (1) representante de cada Sector Nacional; y, una (1) representante de cada uno de los partidos políticos.

Las Comisiones Coordinadoras Estadales se constituirán a semejanza del nacional, cuyos representantes serán designados de la siguiente manera: una (1) representante por cada organización y/o movimiento nacional; una (1) representante por cada organización y/o movimiento estadal; una (1) representante por cada Sector Nacional; una (1) representante por cada Sector Estadal; una (1) representante por cada partido político nacional; y, una (1) representante por cada partido político estadal.

Las Comisiones Coordinadoras Municipales se constituirán a semejanza de las anteriores, con representantes designados de la siguiente manera: una (1) representante por cada organización y/o movimiento nacional; una (1) representante por cada organización y/o movimiento estadal; una (1) representante por cada Sector Nacional; una (1) representante por cada Sector Estadal; una (1) representante por cada partido político nacional; y, una (1) representante por cada partido político estadal.

Las Comisiones Coordinadoras Estadales y Municipales, desarrollan su actividad con base a la planificación y orientación que establezca la Comisión Coordinadora Nacional. Cuentan con autonomía funcional y en el examen crítico y autocrítico de toda su realidad circundante en lo político, económico, social, cultural y de control de la gestión de gobierno.

En todos los niveles las decisiones serán tomadas por consenso de todas las organizaciones en cada nivel de Comisión Coordinadora Nacional. Todas las organizaciones representadas actúan en igualdad de condiciones. Las cuestiones en las que no se logre el consenso, quedarán pendientes para continuar el debate hasta resolverlas, sin menoscabo del derecho de cada organización a adelantarlas individualmente.

Los Sectores sociales básicos son: trabajadoras, campesinas, comuneras, pescadoras, indígenas, afrodescendientes, mujer joven, intelectuales y mujeres con algún tipo de discapacidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s