70º ANIVERSARIO de la INDEPENDENCIA de VIETNAM


Vietnam-70-años-IMGUn país pacífico, unificado, independiente, democrático y próspero, un país Socialista

Por: Roso Grimau. Especial para TP,  Presidente de la Casa de Amistad y Solidaridad Venezuela-Vietnam

El miércoles 2 de septiembre, en Hanói, moderna ciudad, capital vietnamita, se celebrarán los desfiles militares y de masas populares en saludo al glorioso 70º Aniversario de la Revolución de Agosto y el Día de la Independencia Nacional de Vietnam. En Caracas, el 9 de septiembre, acompañaremos la recepción de celebración que será ofrecida por el Excelentísimo Embajador Ngo Tien Dung.

El Primer Ministro de la República Socialista de Vietnam, Nguyen Tan Dung, dio a conocer el extenso programa que tendrá lugar desde primeras horas de la mañana en la histórica Plaza Ba Dinh y varias avenidas de Hanói.

Estos actos solemnes reafirmarán la posición, magnitud y gran valor histórico de la destacada victoria de la Revolución de Agosto de 1945 y el nacimiento de la República Democrática de Vietnam (hoy República Socialista de Vietnam) en la tradición de lucha de todo el pueblo vietnamita por la construcción y salvaguardia de la Patria, su soberanía e independencia, y la Revolución Socialista.

Las celebraciones incluyen actividades artísticas, culturales y deportivas, un festival musical “El otoño de Hanoi”, exhibición de reliquias de recuerdo y otorgamiento de premios a los colectivos e individuos sobresalientes; y se lanzarán fuegos artificiales en cinco puntos de Hanói a las nueve de la noche.

Será una oportunidad para demostrar la profunda gratitud a las sucesivas generaciones que consagraron su sangre y dieron su vida por lograr la independencia y unificación del país, poniendo de manifiesto los grandes logros nacionales alcanzados por el Socialismo bajo la acertada conducción del glorioso Partido Comunista de Vietnam (PCV).

Ejemplo mundial

Aquel grandioso domingo 2 de septiembre de 1945, en una manifestación de medio millón de personas en la Plaza Ba Dinh, el Presidente Ho Chi Minh leyó la Proclamación de la Independencia y estableció el nacimiento de la República, marcando el fin de la dominación del fascismo japonés y del colonialismo francés, además del fin del régimen feudal en Vietnam. Acto con el cual Vietnam se convirtió en el ejemplo vivo para el resto de los países coloniales en el mundo entero.

El gran líder revolucionario mundial de toda esta era, el camarada Ho Chi Minh, en la Declaración de la Independencia de Vietnam, inicia con argumentos basados en textos que tenían más de 150 años, tomados de la Declaración de Independencia de EEUU, de 1779, y de la Declaración de los Derechos de los Hombres y los Ciudadanos, de la Revolución Francesa de 1789, en las que proclaman y afirman los derechos de todas las personas a la vida, libertad, igualdad y felicidad; lo que contrasta como una contradicción absoluta a lo que en los hechos, por más de 80 años, les aplicaba el imperialismo francés y el fascismo japonés a todo el pueblo vietnamita.

Todos los revolucionarios del mundo debemos celebrar con orgullo el suceso que convirtió la lucha de del pueblo vietnamita en armas, en el primer país de la región en lograr su independencia luego de la cruenta Segunda Guerra Mundial.

La solidaridad de nuestro pueblo y del Partido Comunista de Venezuela con las luchas del hermano pueblo vietnamita y el Partido Comunista de Vietnam han sido de tan importante nivel de relevancia, que hace dos meses Vietnam TV grabó escenas y entrevistas en varias locaciones de Caracas, Calabozo y Camaguán, para el documental “Declaración de Independencia – Una Marca de la Era”, el cual se estrenará en Hanoi este 2 de septiembre, para tan significativa ocasión.

Se debe destacar la larga lucha del pueblo vietnamita contra el colonialismo francés y la dominación por la fuerza de las tropas de ocupación del fascismo japonés, así como las tácticas de «Guerra de Todo el Pueblo» desarrolladas por el Frente de Liberación Nacional, bajo la firme conducción del Partido Comunista de Vietnam, y a cargo del Presidente Ho Chi Minh y del legendario General de Generales Vo Nguyen Giap, quienes dirigieron primero las victorias contra los japoneses, y al lograr la rendición del ejército de Japón, toman el control y Vietnam declara su independencia.

El «Tío Ho» culmina la Declaración de Independencia afirmando que: “Vietnam tiene el derecho a disfrutar de la libertad y la independencia y de hecho se ha convertido en un país libre e independiente. Todo el pueblo vietnamita está determinado a movilizar toda su fuerza física y mental, a sacrificar sus vidas y sus propiedades, para salvaguardar su libertad y su independencia.

Cumpliendo el legado

Todo el texto de la Declaración de Independencia de Vietnam es un corto pero muy conciso alegato que, de manera premonitoria y visionaria, pareciera advertir al mundo que no volviera a equivocarse con el valiente pueblo vietnamita. Este acto ejemplar alentó la lucha por la liberación e independencia de muchos otros pueblos colonizados aún para la época en África, Asia y América Latina.

Sin embargo, estas advertencias no fueron tomadas en cuenta por las pretensiones de la dominación imperialista, que desataron de inmediato una nueva guerra contra Francia desde 1945 hasta 1954, y luego de vencer a los franceses en la famosa Campaña de Dien Bien Phu, el pueblo vietnamita siguió al acecho imperialista de la invasión yanqui durante los años 1954 a 1975, lo que significó otras tres décadas de lucha por la liberación popular, en las que también el pueblo vietnamita logró la victoria, esta vez con la Toma de Saigón (hoy Ciudad Ho Chi Minh), haciendo huir de la forma más denigrante al ejército gringo y cumpliendo con el legado de Ho Chi Minh de lograr un Vietnam libre, reunificado, independiente y próspero.

Tal como lo dejara escrito el 10 de mayo de 1969 en su testamento, el «Tío Ho», en sus palabras iniciales: “Aunque la lucha de nuestro pueblo contra la agresión de EEUU, por la salvación nacional, deba afrontar más dificultades y sacrificios, estamos decididos a obtener la victoria total”, y en sus palabras finales: “Mi mayor deseo es que nuestro Partido y nuestro pueblo, uniendo estrechamente sus esfuerzos, construyan un Vietnam pacífico, reunificado, independiente, democrático y próspero, y que hagan una contribución valiosa a la revolución del mundo.”; así mismo se ha cumplido su voluntad al pie de la letra, y nos lo siguen demostrando hoy el Partido Comunista y el pueblo de Vietnam.

¡Viva Ho Chi Minh!

¡Viva Vo Nguyen Giap!

¡Viva el Partido Comunista de Vietnam!

¡Viva el hermano pueblo vietnamita!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s