Históricas pretensiones imperialistas de dominio continental (I)


 

Base Militares imperialista en territorio colombiano.
Base Militares imperialista en territorio colombiano.

Por: Enrique García Rojas. Especial para TP

La más esperanzada propuesta de integración para la América meridional fue planeada por el Libertador Simón Bolívar, y para esa finalidad convocó al Congreso Anfictiónico de Panamá, para que las recién liberadas Repúblicas se convirtieran en una fuerza económica y política internacional.

Esta convención transcurrió del 22 de junio al 15 de julio de 1826. Al final resultó un fracaso, entre otras causas, por las calculadas maniobras cumplidas por los agentes de EEUU que asistieron al Congreso invitados por Francisco de Paula Santander, vicepresidente de Colombia, en franca oposición a las órdenes expresas del Libertador. La traición de Santander puede considerarse el principio del entreguismo que ha llegado a convertir a Colombia, en el inicio del siglo XXI, en la más grande plataforma de agresión imperialista a Latinoamérica.

En 1846 Colombia y EEUU firmaron el Tratado Mallarino-Bidlack, bajo la presidencia de Tomás Cipriano de Mosquera, comprometiéndose expresamente en defender la soberanía colombiana en el Istmo de Panamá amenazado por potencias extracontinentales. Sin embargo, en 1903, cuando los gringos estaban interesados en la construcción del canal interoceánico por el Istmo, propiciaron la separación de Panamá de Colombia, organizaron un gobierno títere, enviaron acorazados a aguas panameñas para vigilar el golpe e impedir la llegada de tropas colombianas. Colombia perdió el Istmo de Panamá, el territorio geopolíticamente más importante de ese país.

Posteriormente, en 1857, Mariano Ospina Rodríguez y Florentino González, fundadores del partido Conservador, propusieron la anexión de Colombia a la Unión Americana. Señalaba Ospina: “Los negociantes de esta provincia (Medellín) han acogido con mucho entusiasmo la idea de anexar la república a los Estados Unidos (…) Perderíamos una nacionalidad nominal para adquirir una real, potente y considerada por todos los pueblos. Nuestra raza se mezclaría con la raza anglosajona”.

Después, Marco Fidel Suárez, en su condición de mal presidente (1918-21) y buen latinista acuñó el latinazo: “respice polum”, mirar al norte, a la estrella polar, a EEUU, en busca de consolación y guía.

Desde entonces opera la llamada “relación especial” de la oligarquía colombiana con EEUU. Colombia fue el único país que envió tropas a combatir en la guerra de Corea junto a los gringos (1951); llevó la vocería de EEUU para exigir la expulsión de Cuba de la OEA (1962); el único país de América Latina que al lado de EEUU no apoyó a Argentina en la guerra de las Malvinas (1982); y que respaldó a los gringos en su “guerra preventiva” contra Irak (2003).

La situación más grave de las relaciones de Colombia con EEUU es la instalación de 7 bases militares, lo que evidencia la desaparición de la independencia y la soberanía nacional de Colombia. Estas bases, dotadas de poderosos aviones que alcanzan a cubrir todo el espacio aéreo del subcontinente sin abastecerse, de radares avanzados, satélites y equipos de inteligencia, constituyen una seria amenaza para todos los países de la región.

El imperialismo yanqui está interesado en afianzar su dominio en el continente, apoderarse de nuestros inmensos recursos y detener el proceso de liberación de nuestros pueblos.

Anuncios

Un pensamiento en “Históricas pretensiones imperialistas de dominio continental (I)”

  1. Buen día!.
    Excelente artículo camarada, es tan preciso y explícito que deja a saber el entreguismo cobarde que ha protagonizado Colombia todo este tiempo, pareciera absurdo pero la impecable cronología del escrito da a saber como Colombia perennemente reniega de su compromiso, responsabilidad y ubicación histórica rechazando perpetuamente a sus co-terraneos para ser sirviente de un imperio a cambio de nada, cobardía que solo los ha llevado a una unica intención de destruir la unión suramericana que desde los tiempos libertarios hasta ahora no han descansado en socavar.. Colombia, nuestra hermana república parece a veces nuestra eterna e histórica enemiga llena de recelos y rencores… Entiendo que mas de uno dirá que son solo los gobiernos y no el propio pueblo, pero realmente es un tema digno de ver con absoluta claridad sin medias tintas o por solo cuidar políticamente lo que se dice, es un tema para ser claros y concisos sobre lo que realmente nos ha enseñado la historia.

    Saludos Camarada
    Jowanderly Rodríguez
    Celula Eduardo Gallegos Mancera

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s