PCV ¡LA FUERZA DEL PUEBLO TRABAJADOR! (III)


En todos los escenarios de lucha están las y los comunistas con propuestas revolucionarias

Tribuna Popular.- El pasado 18 de octubre se cumplieron dos años desde que el 18º Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), discutió y aprobó un conjunto de propuestas que consignó al Gobierno Nacional, para un cambio radical en política laboral y para una nueva y revolucionaria política económica.

Recientemente el presidente Maduro anunció la reforma a la Ley Orgánica de Precios Justos (ya reformada previamente en noviembre de 2014, vigente desde enero de ese año y que derogó la Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, de febrero de 2010, y la Ley de Costos y Precios Justos, de julio de 2011).

Asimismo, el pasado 21 de octubre, Maduro instaló el Comando Nacional de Precios Justos. Previamente, entre otros, ya se han constituido el Estado Mayor del Plan de Recuperación Económica (enero de 2015), Jefes Económicos Plenipotenciarios (mayo de 2014), Estado Mayor de Desarrollo Económico (abril de 2014), Estado Mayor Especial para el Abastecimiento de Alimentos (enero de 2014), y Órgano Superior para la Defensa Popular de la Economía (septiembre de 2013).

Sin embargo, estos anuncios y el Proyecto de Presupuesto 2016 (presentado el pasado 20 de octubre), evidencian la actualidad e importancia vigente de las propuestas presentadas por el Partido del Gallo Rojo, para superar las dificultades sociales, económicas y políticas, demostrando que el PCV, como dice su consigna, es ¡La fuerza del pueblo trabajador!

Las y los comunistas plantean la defensa y profundización de las conquistas populares y del proceso bolivariano de cambios, mediante una ofensiva político-económica, construyendo una correlación de fuerzas favorable a la clase obrera y al pueblo trabajador de la ciudad y el campo, como requisito para darle verdaderas perspectivas al objetivo socialista.

 

En lo económico

El PCV propone una nueva y revolucionaria política económica, para superar el modelo de acumulación capitalista dependiente y rentista, construyendo un modelo económico productivo con participación protagónica de la clase obrera y del pueblo trabajador, en la perspectiva de conquistar plena soberanía productiva:

Programa Nacional de Industrialización y Desarrollo Productivo con participación protagónica de las y los trabajadores, con especial énfasis en la producción manufacturera y agroindustrial masiva y a gran escala, con un modelo de gestión de nuevo tipo que garantice participación de las y los trabajadores organizados en los procesos de administración, planificación, seguimiento y contraloría.

Planificación Central Participativa de la Economía, para coordinar en un todo único la inversión, la producción, la distribución, la acumulación y reinversión de lo producido, y al que estén sujetos todos los sectores y ramas económicas, sean privadas, estatales o mixtas.

Nacionalización de la banca y del sistema financiero, para el desmontaje del poder del capital financiero, cuyas ganancias se generan a expensas del debilitamiento extremo de la economía productiva.

Nacionalización total del Comercio exterior: centralidad estatal de las importaciones, para que los dólares de la República sean utilizados plenamente en alcanzar el desarrollo productivo nacional y para la satisfacción creciente de las necesidades de nuestro pueblo.

Reforma profunda y progresista del Sistema Tributario, eliminar el IVA y trasladar el peso de la carga impositiva, que hoy recae sobre el pueblo trabajador, hacia los grandes capitales, las actividades especulativas y el consumo suntuoso.

Plan de inmediata recuperación, reactivación y transformación de las empresas estatales que se encuentran improductivas, concebido y desarrollado con la acción protagónica de las y los trabajadores y de las masas populares organizadas.

Mayor racionalidad y disciplina en las Finanzas Públicas, luchando contra el despilfarro y el uso dispendioso de los recursos fiscales, ejerciendo mayor control sobre el gasto público, propendiendo a reducir la improvisación y falta de previsión en las asignaciones presupuestarias.

Derrotar el desabastecimiento y la especulación con los bienes de consumo masivo, desarrollando una red popular y desconcentrada de distribución masiva de alimentos y demás productos, para que lleguen directamente a las barriadas populares y caseríos, sin intermediarios.

 

Política laboral

El Gobierno Nacional debe implementar una política laboral que tienda a desarrollar las capacidades de lucha, de organización y de conciencia clasista y revolucionaria de las masas trabajadoras de la ciudad y el campo:

Eliminar la tercerización y toda forma de simulación y fraude de la relación laboral, aplicando severa y consecuentemente lo dispuesto en el artículo 555 (Disposición Transitoria Primera) de la LOTTT.

Estabilidad en el trabajo, respeto a los fueros de ley y a la inamovilidad laboral, aplicando las sanciones penales (establecidas en la LOTTT) para las y los patronos que desacaten órdenes de reenganche.

Garantizar el derecho a la sindicalización y a la libertad sindical, ordenando el registro de sindicatos y federaciones a los que se les ha negado, sin real fundamento legal, y el otorgamiento de su respectiva boleta de legalización.

Fortalecer la independencia y autonomía de clase de las organizaciones del movimiento obrero y sindical, sancionando severamente todas las prácticas antisindicales cometidas por los patronos privados y públicos.

Preservar, garantizar y fortalecer el ejercicio legal del derecho a huelga, por lo que deben suprimirse o modificarse los aspectos en la  LOTTT que debilitan y obstaculizan el ejercicio de este derecho.

Transformación y depuración profunda del Ministerio del Trabajo, destituyendo a las y los funcionarios parcializados con la patronal, y establecer la Contraloría Obrera y Sindical, con carácter vinculante.

Aprobación de la Ley Especial de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras, dándole cumplimiento a los artículos 497 y 498 de la LOTTT.

Anuncios

Un comentario en “PCV ¡LA FUERZA DEL PUEBLO TRABAJADOR! (III)”

  1. Las contradicciones en el seno del pueblo, no vienen siendo resueltas satisfactoriamente , privilegios, corrupcion, leyes penales de ridicula contundencia que premian al delincuente, abogo por la pena de muerte, reviviendo la sentencia del premarxista simon bolívar, la sangre de los caídos en combate militar e ideológico hierve en nosotros ante la impunidad en el día a día de este proceso que tiene todavia vocacion y oportunidad y fuerza revolucionaria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s