Lucha de clases en las instituciones y en la calle


Caracas, 24 ene. 2016, Tribuna Popular TP. El 2016 será complejo para el pueblo venezolano y para el proceso de cambios políticos y sociales que se ha desarrollado en nuestro país desde 1999, especialmente a raíz del triunfo contrarrevolucionario de la ultraderecha y los sectores neofascistas en las elecciones del pasado 6D y la consecuencial instalación de la Asamblea Nacional (AN) bajo la dirección de un nuevo pacto antipatriótico de las élites oligárquicas.

Así lo señaló Oscar Figuera, Secretario General del Partido Comunista de Venezuela (PCV) y Diputado de la Asamblea Nacional.

“Se marca el inicio de una nueva fase de agudización de la lucha de clases en Venezuela, tanto en el escenario institucional como en la calle, pero, al final, lo que determinará el curso de los acontecimientos será el proceso de acumulación de fuerza que alcancemos los sectores revolucionarios”, resaltó Figuera.

El dirigente explicó que se profundizarán las confrontaciones de clase, “en lo político, ideológico, social y económico, frente al acumulado de la oposición pro-imperialista y también frente a los sectores burocráticos y reformistas que, con un discurso pseudo-revolucionario, han estado entregando las conquistas del proceso de cambios”.

En este contexto, manifestó Figuera, se produjo la acción del presidente de la AN, Henry Ramos Allup, al día siguiente de su instalación, contra el símbolo de identidad nacional y patriótica que representa Simón Bolívar, “intentando golpear el imaginario independentista, como expresión del histórico enfrentamiento entre el panamericanismo de los pro-imperialistas y el latinoamericanismo de los bolivarianos”.

Sectores de la derecha y el propio Ramos Allup han pretendido excusarse afirmando que lo que rechazan es un cuadro, pero ofendieron el carácter eminentemente bolivariano del pueblo, porque todo retrato es una interpretación de la realidad, que puede gustar o no, pero siempre debe respetarse la esencia de lo que representa una obra, y en este caso es al Libertador.

“No debemos caer en ninguna de las diversas provocaciones que está montando la ultraderecha desde la AN, que es uno de los principales poderes del Estado, pero sí estamos obligados a demostrar que el pueblo está dispuesto a defender su historia y sus conquistas, y que las fuerzas patrióticas, democráticas, populares y revolucionarias, en esta coyuntura, también defenderemos de ataques a los poderes Ejecutivo, Judicial, Moral y Electoral”, alertó Figuera.

Desde muy temprano en el periodo de esta AN (2016-2021), se ha podido constatar la reconfiguración y reedición de un pacto antipatriótico, que, expuso Figuera, “es tradicional de los sectores reaccionarios socialdemócratas y socialcristianos en Venezuela, una génesis y una trayectoria que arrastran también los partidos de ultraderecha y neofascistas que pretenden presentarse con caras nuevas y como los que van a hacer los cambios, cuando siempre han estado al servicio de la oligarquía y del gran capital transnacional para entregarles las riquezas del país”.

“La sociedad venezolana sí amerita cambios, pero cambios revolucionarios, por eso, el PCV ratifica su compromiso de continuar luchando con la clase obrera y todo el pueblo trabajador contra la oligarquía y el imperialismo, para revertir los avances de la derecha, y realizar las necesarias autocríticas que permitan la corrección de los errores y la profundización de los aciertos”, finalizó Figuera.

Anuncios

Un pensamiento en “Lucha de clases en las instituciones y en la calle”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s