Tribuna Popular, 68 años abonando las luchas del pueblo (17 de febrero 1948-2016)


68-años-deTP-IMAGCaracas, 10 feb. 2016, Tribuna Popular TP.- Hace 68 años, el 17 de febrero de 1948, salió a la luz la primera edición de Tribuna Popular, órgano del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), tras 17 años de la fundación del PCV (1931) –que incluyen casi 15 años de clandestinidad y la superación de las corrientes internas con el Congreso de Unidad (1946)–.

Dos días antes, el 15 de febrero, se había juramentado Rómulo Gallegos como Presidente de la República, electo en los primeros comicios presidenciales universales, directos y secretos; dando inicio a un ensayo democrático-representativo que apenas duró nueve meses, hasta el Golpe de Estado encabezado por su ministro de Defensa, Carlos Delgado Chalbaud, y el Jefe del Estado Mayor, Marcos Pérez Jiménez.

Durante esos nueve meses, que coincidieron con los primeros de TP, en múltiples ocasiones el periódico de los comunistas alertó sobre la situación que se estaba gestando social y militarmente, pero, como explicó Jesús Sanoja Hernández en un trabajo por los 30 años del Golpe a Gallegos: “AD oiría a todo el mundo menos a los comunistas, pues para ese partido todo juicio proveniente del PCV en materia político-militar tenía su origen en el ‘odio estratégico’ hacia los EE.UU. y los prejuicios contra el Ejército”.

Para relievar el extraordinario papel que ha jugado y debe seguir jugando TP en el análisis de la situación política, económica y social de Venezuela, como orientador de la clase obrera y el pueblo trabajador –con base en la Línea Política del PCV– para los diferentes escenarios que presente la lucha de clases, reproducimos breves extractos de la tesis de grado en Comunicación Social (1985) de Luis Esteban Rojas, quien a principios de los años 80 fuera Miembro del Comité Local del PCV en la UCV y redactor de TP, sobre algunos aspectos que caracterizaron el primer año de vida de Tribuna Popular.

 

Sobre la economía

De acuerdo a lo sostenido por dirigentes de Acción Democrática en análisis posteriores sobre el problema económico durante este período de gobierno de su partido, la orientación impresa buscaba el logro de una industria moderna aprovechando los recursos fiscales provenientes del petróleo.

[…] en este período se incrementó considerablemente la salida de divisas, se adquirieron materiales en mayor escala y productos, para satisfacer las nuevas exigencias del comprador nacional, a precios cada vez mayores, a la par de registrarse una excesiva dependencia del Fisco de la creciente producción petrolera.

[…] “Estas manifestaciones de la crisis que nos amenaza y que comienza a manifestarse en renglones secundarios de la economía de nuestro país, habrá de intensificarse más aún planteándonos la necesidad urgente de fortalecer el frente de defensa de la economía mediante la lucha conjunta de las fuerzas nacionales contra el opresor imperialista”. (TP Nº 156, 28-VIII-48)

[…] El planteamiento central en torno al tema petrolero estuvo orientado a la exigencia de una racional utilización de este recurso natural y de las divisas obtenidas por su venta, […] además de criticar el desperdicio de un importante recurso energético, el gas, demostrando con cifras esta realidad.

En el área económica, TP mantuvo asimismo una firme defensa de la industria nacional en la ciudad y el campo. Señaló la necesidad de invertir los recursos petroleros en el impulso de fuentes de producción nacionales para propiciar el desarrollo económico y la diversificación de exportaciones, eliminando así la dependencia exclusiva del petróleo para generar divisas.

Esa dependencia significaba un inminente peligro para nuestro país ante la inestable situación mundial. Cualquier cosa que afectase ese mercado, podía traer como consecuencia la quiebra total de nuestra economía, el derrumbe total de las finanzas públicas, paralización del comercio: la crisis general, en fin.

[…] En la búsqueda del objetivo de desarrollar a la industria nacional, defendió como algo vital la democratización del crédito. Demandó control y nacionalización del mismo, así como un impuesto progresivo sobre los capitales estancados y limitación penal de la usura. […]

 

Contra la especulación

El tema “costo de la vida” fue uno de los más tratados sistemáticamente en las ediciones del diario del PCV […]. El argumento fundamental fue que el incremento del costo de la vida se debía a una especulación creciente y desenfrenada, aparte de la ineficacia burocrática imposibilitadora de un adecuado abastecimiento.

[…] Su crítica a la Comisión Nacional de Abastecimiento (CNA) fue permanente y se hizo más fuerte en el momento cuando este organismo gubernamental decidió la eliminación del control de precios de los alimentos de primera necesidad. […]

“[…] La CNA si continúa así, debe desaparecer y en su lugar debe ser designado un organismo formado por representantes de los consumidores y de los cuerpos legislativos (…) Sólo un organismo formado de las entrañas del pueblo puede luchar con éxito contra la Bolsa Negra, los acaparadores y los comerciantes inescrupulosos y explotadores del hambre popular. Y que le den cabida a los obreros y campesinos para ver como aumenta la lucha contra el alto costo de la vida. […]” (TP Nº 98, 18-VI-48).

Eran necesarias medidas enérgicas de control, además de sanciones para los acaparadores y especuladores, adecuada política de abastecimiento y ensilaje, así como decisiones en el campo financiero. […]

A comienzos de septiembre, […] el editorial “Guerra a la especulación” denunció […]:

El Copei, demagógicamente, trata de aprovechar políticamente la carestía de la vida. ¿Qué autoridad tiene el Copei para hablar de alto costo de la vida? ¡Ninguna! Porque son sus propios militantes: los altos comerciantes, los grandes caseros y especuladores, los agiotistas, latifundistas, industriales reaccionarios, toda esa gama de vividores y especuladores, de hambreadores del pueblo que militan en sus propias filas que conspiran para adueñarse del poder […], a más de las fallas y debilidades del gobierno en todo el problema alimenticio que confronta nuestro pueblo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s