Kim Jong Il y su vida para el porvenir


Kim Jong Il
Kim Jong Il

Por: Han Song Guk

Consejero Consul de la Embajada de la República Popular Democrática de Corea

En este mes de febrero el pueblo coreano y la humanidad conmemora un aniversario más del natalicio de Kim Jong Il (1942.2.16), inolvidable líder que consagró toda su vida para el enriquecimiento y la prosperidad del país, y por ende enaltecido por su pueblo como Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea.

“¡Todo para el porvenir!’’– Esto fue su fogoso espíritu, apego al país, que tuvo durante su existencia y mantuvo invariablemente el principio de considerar más importante el mañana que la actualidad.

A finales del siglo XX cuando el pueblo coreano pasaba pésimas dificultades por la concentrada ofensiva del imperialismo y sus aliados contra la Corea socialista por un lado, y por las calamidades naturales sin precedentes por otro, Kim Jong Il, enarbolando más la bandera del Songun (priorización militar), realizó sucesivas visitas a las unidades de las Fuerzas Armadas para salvaguardar el socialismo.

Aun tragándose lágrimas de sangre para sus adentros por la preocupación por el pueblo que sufría la escasez de las provisiones, destinó el valioso fondo del estado que fue casi total del caudal del país, no para una vida estable momentánea, sino a la introducción de la tecnología de control numérico computarizado en la industria de maquinaria; se trataba de su mejor opción para prepararle al pueblo la eterna morada confortable y autoabastecerse de todo lo necesario en lugar de comprar en mercados internacionales.

A diferencia de los politicastros que no consideran el porvenir del país y la nación, sino que persiguen solo sus propios intereses y la popularidad personal, Kim Jong Il vislumbró el espléndido porvenir del país y para lograrlo cuanto antes pasó incontables dificultades. He aquí su excepcional rasgo propio del gran hombre.

La vida de Kim Jong Il se caracterizó por diseñar lo todo con gran ambición e impulsarlo a la máxima velocidad para aproximar su realización.

Preparar bienes de eterna duración para el país y su futuro y adelantar cuanto antes todo lo que sea posible del futuro aun en cualesquier adversidades; esta fue su firme voluntad y credo. No conocía términos “depresión”, “imposibilidad” y “adecuadamente” y no titubeó ni en lo mínimo aun ante las pésimas dificultades en sus esfuerzos para hacer realidad lo antes posible el deseo del pueblo.

En virtud de su tal credo y voluntad, en el periodo mas difícil del siglo pasado, en Corea del Norte se realizaron de manera relampagueante y en tres dimensiones las magnas obras difíciles de hacer aun en el tiempo ordinario: la fabricación y el lanzamiento con los propios recursos en 100% del satélite artificial de la Tierra, el acondicionamiento del terreno del país y la apertura del canal de riego por gravedad de gran envergadura, la construcción de numerosos centrales hidroeléctricas, modernización de fábricas como modelos del siglo de informática y la base productora de las frutas de categoría mundial y la explotación de los lugares famosos turísticos.

Corea socialista, superando las inéditas adversidades que causaba al mundo entero preocupaciones por su destino, y contradiciendo todos los pronósticos de la sociedad internacional, abrió una nueva era de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero, lo cual fue un prodigio, que sería calificado de un suceso histórico.

La vida de Kim Jong Il fue la mas sublime caracterizada por el sacrificio de todo lo suyo para el espléndido porvenir del país y de su pueblo. Su meta y orgullo de la vida fue abnegarse para el enriquecimiento y la prosperidad del país y la felicidad del pueblo.

“Antes de ser líder de un país, soy hijo del pueblo. No tengo derecho al descanso hasta que nuestro país sea el más poderoso y próspero en el mundo y que nuestro pueblo disfrute a sus anchas de la más feliz y holgada vida en la tierra patria reunificada. Consagrar toda mi vida para el país y el pueblo es mi mayor honor, felicidad y orgullo.”; fue la respuesta de Kim Jong Il a los que se preocupaban por su salud y le aconsejaban un poco de descanso. Para él la oficina y el dormitorio era su auto o el tren en que viajaba día y noche por todo el país. Su recorrido cubrió a más de 14, 290 unidades con 669, 800 kilómetros, distancia equivalente a casi 17 vueltas de la Tierra.

Kim Jong Il que consagró todo lo suyo para el espléndido porvenir de la Corea socialista y su pueblo vivirá eternamente en el corazón de los coreanos y de los pueblos progresistas del mundo.

Anuncios

Un pensamiento en “Kim Jong Il y su vida para el porvenir”

  1. Saludos esa forma de manejar el futuro de un pais es la que nesecita venezuela.hay que volcar la gente al campo para garantizar primero que nada la alimentacion de nuestro pueblo,una alternatva pudiera ser poner una parte del servicio militar a producir en el campo lo cual aseguraria a los militares una independencia total de la alimentacion y al pueblo en general,se ha hecho muy poco en ese sentido,otra idea seria crear circulos bolivarianos agricolas con la gente adepta al polo patrotico especialente a le gente mas consecuente con el pensamiento revolucionario(es decir gente comunista de verdad)para garantizar que esto no sea saboteado,puueblo y gobierno fuerza armada unidos en un solo proposito garantizar de verdad la soberania alimentaria con cero importaciones,aqui hay suficiente tierra para crear un superravit agricola y pecuario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s