“Amnistía” de corte pinochetista planteó la derecha en Venezuela


Parte de la manifestación "pacifica" convocada por la ultraderecha en Venezuela
Parte de la manifestación “pacifica” convocada por la ultraderecha en Venezuela

Las oscuras fuerzas de Latinoamérica

Especial del semanario El Siglo de Chile.

Personeros de la oposición venezolana quieren “poner fin al castigo penal respecto a delitos, con la finalidad de cerrar heridas políticas”. Para fuerzas bolivarianas se trata de “un auto perdón”, ya que la mayoría de detenidos y condenados por violencia, corrupción y conspiración son militantes de organizaciones derechistas.

Los participantes en acciones de violencia política; articuladores de hechos que derivaron en el asesinato de al menos medio centenar de personas; políticos que cometieron delitos, faltas o infracciones; dirigentes que dañaron o afectaron el transporte público y de servicios básicos, y que fabricaron y usaron artefactos explosivos o incendiarios; personeros que hayan cometido actos de corrupción y utilizado a menores de edad en actividades delictivas, podrían salir de prisión y ser amnistiados gracias a una ley que están promoviendo en Venezuela partidos políticos de derecha, de la socialdemocracia y de la Democracia Cristiana.

En definitiva, sería una amnistía que beneficiaría a dirigentes políticos contrarios al Gobierno Bolivariano que están cumpliendo condenas después de ser procesados y juzgados por una serie de delitos de violencia y conspiración. Para la derecha, esto sería un paso de “reconciliación nacional”, la misma tesis doctrinaria que adoptó la dictadura de Augusto Pinochet para otorgar amnistía a autores de violaciones a los derechos humanos y promovieron la violencia política.

Leopoldo López dirigiendo la violencia en el municipio Chacao.
Leopoldo López dirigiendo la violencia en el municipio Chacao.

Uno de los objetivos que se busca, es sacar de la cárcel al líder ultraderechista Leopoldo López, encarcelado por varios delitos que cometió en acciones violentas contra la institucionalidad venezolana. En la argumentación de la oposición venezolana se señala que la idea de la amnistía es “poner fin al castigo penal respecto a determinados delitos, con la finalidad de cerrar heridas políticas”. Es decir, dejar libres a personeros anti-bolivarianos.

La explicitación de esas intenciones está dada en varios de los puntos de la ley que promueve la derecha en la Asamblea Nacional -donde tiene mayoría-, en que se insta al perdón de condenados por “hechos delictivos” originados en “una motivación política, en el marco de manifestaciones o protestas; o de la realización o promoción de acciones, proclamas o pronunciamientos que pudieran atentar contra el orden establecido”.

De hecho, se plantea la opción de libertad a quienes promovieron y ejecutaron la operación “La Salida” en contra del Gobierno Bolivariano, que tuvo componentes conspirativos y violentos en contra de la institucionalidad venezolana.

Es como amnistiar a quienes operaron inconstitucionalmente para derrocar al Presidente Salvador Allende.

Un documento del Bloque Parlamentario de la Patria que analizó este proyecto de la derecha, indicó que se busca “favorecer a dirigentes y militantes opositores responsables de delitos comunes cometidos con o sin fines políticos, tales como homicidio, corrupción, especulación, boicot, acaparamiento, tráfico de drogas, fraude, estafa y usura, entre otros.

Es así que varios juristas y legisladores hicieron alusión a que el proyecto contempla la “más amplia amnistía de los hechos considerados delitos, faltas o infracciones”, cometidos desde el 1 de enero de 1999 hasta la entrada en vigencia de la ley, es decir, desde que comenzaron las acciones en contra del Presidente Hugo Chávez y el Gobierno Bolivariano; el artículo 4, letra i, de la amnistía, sostiene el perdón por “importación, fabricación, porte, detentación, suministro u ocultamiento de artefactos explosivos o incendiarios”, por parte de los manifestantes durante las guarimbas de 2014; serían amnistiados quienes incurrieron en la “obstaculización de la vía pública con el objeto de preparar el peligro de un siniestro y demás delitos” (letra g del texto), entre estos, aquellos que colocaron guayas asesinas en las vías públicas; quienes hayan causado “daños a los sistemas de transporte, servicios públicos, informáticos o de comunicación” (letra h); también sería perdonados los procesados por el delito de “asociación para delinquir” (letra j); por “importación, fabricación, porte, detentación, suministro u ocultamiento de artefactos explosivos o incendiarios” (letra l) y por “perturbación de la tranquilidad pública”; las d y n del artículo 4 establece amnistía para quienes cometieron actos de violencia o resistencia a la autoridad y ultraje al funcionario público; también se obviarían las condenadas para quienes provocaron incendios (como en la guardería del Ministerio para la Vivienda en Chacao, y la sede de la Universidad de las Fuerza Armada en San Cristóbal); las letras q, r y s del artículo 4 establecen amnistía para quienes hayan incurrido en el delito de traición a la patria, la rebelión de civiles y de militares y la sustracción de efectos pertenecientes a la Fuerza Armada; asimismo, serían amnistiados quienes participaron en el golpe de Estado de abril de 2002 y en el paro-sabotaje petrolero de ese mismo año; lo mismo para los acusados por “terrorismo individual”; también serían perdonados quienes cometieron fraude, dolo, acciones de corrupción, boicot y enriquecimiento ilícito; se contempla amnistía, de acuerdo al artículo 23 del proyecto de la derecha, para “aquellos ciudadanos civiles o militares, que hayan revelado secretos políticos o militares y que hayan puesto en peligro la seguridad y la independencia de la nación”.

De prosperar la iniciativa de las fuerzas opositoras venezolanas, unos 30 mil delincuentes procesados y cumpliendo condenas, serían liberados, entre ellos dirigentes y militantes de la derecha y organizaciones conspirativas que participaron en el golpe de Estado, protestas violentas y acciones desestabilizadoras en contra el Gobierno Bolivariano.

Hay que pensar lo que ocurriría en Chile con un proyecto de ese tipo y la postura que adoptarían la derecha y sectores conservadores.

“Dejar impunes delitos cometidos por la oposición”

Para el Bloque Parlamentario de la Patria, se trata de “dejar impunes todos los delitos cometidos por la oposición venezolana en su empeño sistemático por desestabilizar y derrocar de manera violenta a los Presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro”. En un documento difundido en Venezuela, se señaló que se busca “exonerar a los políticos de oposición de su responsabilidad de cumplir con la Constitución y las leyes”.

Los parlamentarios bolivarianos recordaron que las acciones promovidas y ejecutadas por dirigentes y militantes de la derecha, dejaron una estela de 43 muertos y 878 heridos. Y se enfatizó que con la amnistía se frustra el derecho de las víctimas a que haya justicia y reparación por los actos criminales cometidos.

Desde el oficialismo se sostiene que como la amnistía es promovida por la derecha, se trata de “un auto perdón”, ya que la inmensa mayoría de los detenidos, procesados y condenados por delitos de violencia, corrupción y conspiración son militantes de organizaciones derechistas.

En definitiva, como ahora tienen mayoría en el Parlamento, las fuerzas anti-bolivarianas están buscando amnistiar a sus correligionarios que cumplen condenas de cárcel por variedad de delitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s