Empresariado no respeta los «precios acordados»


Ante la inoperancia de la burocracia estatal se impone la necesidad del control obrero-popular

 

Caracas.- El Partido Comunista de Venezuela (PCV) denunció públicamente que los «precios acordados» entre el Gobierno nacional y el empresariado no son respetados por estos últimos, sin que además hayan acciones o medidas por parte del Ejecutivo para hacerlos respetar.

Perfecto Abreu Nieves, miembro del Buró Político del PCV, recordó que el presidente Nicolás Maduro ha garantizado los recursos económicos para cubrir las nóminas de las empresas privadas con la finalidad de que el aumento de salario no impacte en la estructura de costos y por ende en los precios de venta al público, pero que, a pesar de esto, el pueblo sigue siendo víctima de los capitalistas especuladores que «ponen los precios que les da la gana».

«Exigimos que el Gobierno, a través de las múltiples instituciones y mecanismos que tiene, tome las medidas necesarias para hacer respetar los precios establecidos; porque es inaceptable la vida de la familia trabajadora en esas condiciones», enfatizó Abreu.

El dirigente puntualizó que el impacto de los aumentos de precios no se da sólo en alimentos, insumos médicos y productos de higiene, sino en todos los bienes y servicios que precisa una familia, «sobre todo en el inicio de las clases, ya que los precios de uniformes y útiles escolares rompen cualquier esquema de presupuesto mensual».

«Deben frenarse los aumentos –resaltó Abreu– y establecer un control obrero-popular de la estructura de costos, precios y ganancias, lo cual permitiría que efectivamente se revalorice la fuerza de trabajo a través del fortalecimiento del salario real, es decir, de la capacidad adquisitiva del salario».

 

Múltiples problemas

Abreu expresó que «la burguesía, Fedecámaras y los sectores parasitarios de la economía venezolana no sólo especulan económica y financieramente, sino que también a través de la especulación de los precios siguen preparando el próximo golpe político contra el Gobierno y el proceso bolivariano».

«Los empresarios han estado violentando los precios acordados con ellos, lo cual agrava aún más la ola hiperinflacionaria que aqueja al pueblo. Por ejemplo, un cartón de huevos, con precio acordado de BsS 120, en está vendiendo en BsS 350; la carne, que está regulada en BsS 90 y 120, hoy se consigue en BsS 400», alertó Abreu.

Adicionalmente, el dirigente referenció el caso del transporte masivo de pasajeros, en el que desde el Gobierno se han otorgado cauchos, repuestos, lubricantes y demás insumos, mientras las mafias siguen «haciendo de las suyas» reduciendo las unidades, fragmentando las rutas y aumentando el precio del pasaje.

Asimismo, expuso el caso del gas doméstico, «del que hay una escandalosa escasez en todo el país, ya que no se consigue, y cuando se encuentra lo venden muy por encima del precio establecido por el Gobierno».

«El PCV entiende –señaló Abreu– que estos problemas no se resuelven únicamente con decretos, sino que se precisa el accionar decidido y contundente por parte del Gobierno, con una orientación a favor de los intereses del pueblo y no de los sectores del capital; por lo que es necesario que el movimiento obrero, campesino, comunero y popular se organice y movilice para constituirse en factor protagónico de la defensa de sus derechos, presionando al Gobierno para que actúe en consecuencia y contrarrestar al empresariado inescrupuloso y a los monopolios de la producción y la comercialización».

 

¿Y el Gobierno?

Es preocupante –afirmó Abreu– que «no se ve gobierno por ninguna parte, y cuando se ve a funcionarios del Gobierno muchas veces lo que hacen es contribuir al caos, a la ineficiencia y a la falta de respuestas, tildando incluso despectivamente de ‘agitadores’ a quienes luchamos contra los abusos».

El PCV ha insistido en que, ante los múltiples problemas que enfrenta diariamente la población, no se produce ninguna respuesta concreta o acción eficaz y convincente del Gobierno, «por lo que nuestro pueblo se encuentra en una situación general de indefensión y desprotección».

«Los bonos otorgados a través del ‘Carnet de la patria’ y el aumento del salario mínimo están resultando insuficientes ante la hiperinflación y sus efectos; lo cual tiende a deteriorar la calidad de vida de los trabajadores y de las masas populares en general», manifestó Abreu.

En este contexto, reflexionó el dirigente, «la desmoralización y la desesperanza ganan terreno, haciéndonos cada vez más vulnerables ante el enemigo imperialista y la derecha oligárquica nacional».

«Los comunistas –enarboló Abreu– debemos actuar revolucionariamente; es preciso despertar y activar las fuerzas de la clase obrera y del pueblo de la ciudad y el campo, con la mirada en el objetivo de tomar control de la producción y, particularmente, de la distribución, en cada barrio, en cada calle, en cada municipio y en cada entidad federal, luchando a su vez porque se apliquen políticas y planes nacionales para una salida revolucionaria a la crisis».

El dirigente dijo que, en ese proceso, «el objetivo de la unidad revolucionaria obrera, campesina, comunera y popular debe concretarse en las acciones de lucha por el derecho a la alimentación, la salud, el transporte y otros servicios esenciales».

El Partido del Gallo Rojo reafirmó que «en tiempos de colapso generalizado de las instituciones burguesas, de inoperancia de la burocracia estatal, de fracaso de las direcciones reformistas para enfrentar la crisis, se impone la necesidad del control social revolucionario, del control obrero y popular».

Y que «la activación de las capacidades populares para hacerle frente a la crisis, con creatividad colectiva y protagonismo organizado, se inscribe en el proceso dinámico de acumulación de fuerzas para convertirse en opción real de poder, derrotando las pretensiones retrógradas de la derecha neoliberal y del continuismo claudicante del reformismo entreguista».

 

Línea revolucionaria

Un eje central del PCV es el de difundir sus propuestas por una salida revolucionaria a la crisis, la necesidad de que el pueblo trabajador pase a la ofensiva por el control social, para detener los aumentos de precios especulativos, derrotar a las mafias de la especulación, el acaparamiento, el bachaqueo, el desvío de productos para el contrabando, los precios diferenciados de acuerdo a la forma de pago, la falta de transporte, entre otras situaciones que perturban la vida cotidiana de las masas populares.

Desde los espacios de elección popular en los que están los comunistas, impulsan la aprobación de leyes y ordenanzas que protejan los derechos del pueblo a la alimentación, la salud, el transporte y demás servicios esenciales, aplicando severas y contundentes sanciones contra industriales, comerciantes, funcionarios públicos y particulares que cometen delitos directos o indirectos contra el pueblo.

En estos instrumentos se prevé la entrega a las masas populares el control y la fiscalización sobre los procesos de distribución y comercialización.

Los concejales y legisladores del PCV, para auspiciar la mayor participación popular, están generando, en los espacios de las y los trabajadores, del campesinado y de las organizaciones comunales y comunitarias, el debate sobre la necesidad del control obrero, campesino, comunero y popular.

Esta ofensiva popular para tomar control sobre procesos productivos y de distribución de bienes y servicios, también se está traduciendo en iniciativas concretas por parte de organizaciones obreras, comunales y populares, por lo que el PCV procura elevar el papel revolucionario del pueblo trabajador sin descuidar la necesidad inmediata de derrotar las pretensiones del imperialismo y de la derecha neoliberal; demostrando que el Partido del Gallo Rojo es el único que, en medio de la severa crisis hiperinflacionaria, trabaja y lucha consecuentemente en defensa de la clase obrera y del pueblo trabajador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s