Lucha popular sin ilusiones reformistas


Por: Comité Regional «Alcides Rodríguez» del PCV en Caracas

 

Una de las primeras valoraciones que realizó el Partido Comunista de Venezuela (PCV) con respecto a las medidas económicas del Gobierno nacional, aplicadas a partir del pasado 20 de agosto, fue la desvinculación de dichas decisiones con un plan integral de desarrollo productivo nacional, con lo cual el Gallo Rojo realizó una advertencia al pueblo trabajador: «no hacerse ilusiones» con el alcance del denominado «Plan de recuperación económica».

A dos meses de haber sido conocidas las medidas económicas, con su respectiva dosis de optimismo gubernamental, la realidad social y económica del pueblo trabajador venezolano ha dejado en evidencia, una vez más, el carácter improvisado, incoherente y desarticulado de la política económica nacional, tal como lo hemos alertado y denunciado desde hace más de una década en nuestros documentos oficiales y actividades públicas.

Una «alegría de tísico» acompaña a la amarga sensación del pueblo trabajador luego del aumento salarial y su supuesto anclaje al valor del «petro», el cual debía fluctuar de acuerdo al precio del barril de petróleo, cuestión que aún no ha ocurrido. Por el contrario, lo que no deja de subir son los precios de los alimentos y demás bienes de consumo masivo, en especial aquellos que fueron «acordados» entre el Gobierno nacional y los gremios empresariales.

En las calles de Caracas han regresado los bachaqueros de alimentos y productos de higiene personal; un recorrido por los mercados municipales capitalinos da cuenta de que el kilo de jabón en polvo superó los BsS 160 «acordados», al igual que el cartón de huevos y el kilo de queso blanco dan saltos atléticos diariamente en sus precios, mientras el pollo y la carne de res han desarrollado una nueva cualidad para aparecer y desaparecer de las carnicerías y mercados.

Ante ese panorama, junto a la incapacidad de las instituciones públicas encargadas de verificar el cumplimiento de los precios «acordados», se realizaron importantes manifestaciones populares en las parroquias Sucre, San Juan, El Valle y Antímano, frente a supermercados y carnicerías en defensa de los precios publicados en Gaceta Oficial, y vigilantes para evitar el acaparamiento de mercancías.

Sin embargo, estas importantes manifestaciones han declinado, principalmente, debido a la poca respuesta que las denuncias y la contraloría social han recibido por parte del Estado venezolano. Así las cosas, la alerta al pueblo por parte de los comunistas venezolanos no estuvo sustentado en una suerte de simple presagio, sino en indicios objetivos de acuerdo a la profundidad y severidad de la actual crisis capitalista, y la insuficiente atención que ha prestado el Gobierno a las causas reales de dicha situación.

El pueblo trabajador caraqueño debe insistir en fortalecer sus espacios de organización y articulación para el ejercicio movilizador de la contraloría social, esfuerzo que debe rendir frutos certeros para la necesaria acumulación de fuerzas que permita poner en jaque a la burguesía, a los entreguistas en las filas del Gobierno y demás enemigos del pueblo, quienes siguen jugando con las necesidades más sentidas de la población: salario digno, alimentación, salud y servicios públicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s