¿QUÉ ES EL FASCISMO?


Las fuerzas revolucionarias deben concientizar al pueblo para combatir este peligro real

 

WLADIMIR ABREU. Especial para TP

Profesor de Historia

 

En el marxismo, es necesario el correcto manejo de los términos y categorías so pena de caer en el idealismo, es decir, en el error de pretender que nuestras opiniones o deseos modelan la realidad. Por ello, el término «fascismo» no debe ser utilizado como un mero calificativo para atacar a un adversario molesto, o a algún gobernante autoritario; hacer esto nos lleva a una incorrecta apreciación de la realidad, y para un revolucionario una incorrecta apreciación de la realidad es el camino más expedito al fracaso.

El fascismo es ante todo un movimiento político de masas profundamente anticomunista, que apareció en buena parte de Europa y, obviamente, también en otras partes del globo, en un determinado tiempo histórico, signado por la profunda crisis del capitalismo en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, cuando amplias fracciones de la clase capitalista no confiaban en el Estado liberal burgués como herramienta capaz de contener la amenaza que representaba para ellos el ejemplo del triunfo de la Revolución Bolchevique de 1917.

De los restos de los viejos ejércitos imperialistas de la guerra de 1914-1918, de la pequeña burguesía, del gran capital más reaccionario, e incluso de los elementos más atrasados de la clase obrera, surgió un movimiento con características de masas, que se proponía anteponer su propia movilización a la posibilidad de la movilización de las masas obreras revolucionarias.

Este movimiento político, por su esencia, es en primer lugar una reacción profundamente anticomunista; por eso sus consignas son diametralmente opuestas a las consignas fundamentales del comunismo. Por ejemplo:

a) al internacionalismo opone un furibundo nacionalismo, que suele rayar incluso en lo racial;

b) a la cooperación colectivista opone el individualismo más exacerbado, sustentado en conceptos tales como el del superhombre nietzscheniano, el darwinismo social y la supervivencia del más apto; así, en el fascismo el líder (por ejemplo Benito Mussolini, el Duce, en Italia; Adolfo Hitler, el Führer, en Alemania) es la expresión llevada hasta sus últimas consecuencias del individualismo burgués, en donde el individuo somete al colectivo;

c) a la democracia obrera y a la libertad en general opone el poder del más fuerte y la práctica del caudillismo, todo esto enraizado en la filosofía de Nietzsche de la que bebe directamente el fascismo.

 

Paramilitarismo

Ante la debilidad del Estado liberal burgués de la época, el fascismo se propuso reconstruir el propio aparato estatal burgués «desde abajo», militarizándolo y creando organizaciones de masas paraestatales relativamente autónomas, encargadas de las tareas de persecución y exterminio de los comunistas y líderes populares obreros y de la izquierda más radicalizada. En la Alemania nazi, este concepto encontró expresión en las SS (en alemán Schutzstaffel, o «Escuadrones de Defensa») que eran un ejército paralelo al aparato formal; de igual manera, al sistema judicial constituido se le añadieron los «tribunales del pueblo» paralelos, dirigidos por el abusivo abogado Roland Freisler, quien realizaba el trabajo judicial sucio del sistema jurídico nazi.

Por su énfasis en la permanente movilización popular y su desprecio por las estructuras y procedimientos formales del Estado liberal, muchos caen en el error de considerar a los fascistas como los «revolucionarios» de la extrema derecha. Este concepto obviamente no toma en cuenta la esencia de clase del fascismo. Su «movilización popular» en realidad confunde y diluye las genuinas manifestaciones de la lucha de clases, y su utilización de organizaciones y métodos paraestatales hace más fácil y expedita la liquidación de los elementos más combativos del campo revolucionario.

Así, el fascismo es la fuente original de los modernos grupos paramilitares. Las SA (en alemán Sturmabteilung, o «Sección de Asalto») y las SS hitlerianas, o los «camisas negras» (MVSN, Milizie Volontarie per la Sicurezza Nazionale) mussolinianos, fueron apenas la cara europea del modelo de organización que sirvió de inspiración a lo que hoy se conoce como las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), o lo que en la década de 1970 se conoció como la «triple A» (Alianza Anticomunista Argentina).

 

Esencia reaccionaria

El fascismo, en suma, es la expresión concentrada de la ofensiva de la burguesía contra el auge de las fuerzas revolucionarias, haciendo uso para ello de la movilización de amplias masas que han perdido todo sentido de seguridad, toda identidad de clase y toda confianza en el orden social hasta ahora imperante.

De manera que no puede calificarse de fascista a cualquier dictador, por violentos o sanguinarios que sean sus métodos. El fascismo juega con la amplia movilización popular de los elementos confundidos de la clase obrera y la siempre inestable pequeña burguesía. Dictadores como Marcos Pérez Jiménez o Juan Vicente Gómez, pese a sus crueldades, no pueden ser calificados de fascistas: lejos de generar sus propios aparatos paraestatales de movilización de masas, ellos temían y por lo tanto procuraban suprimir cualquier tipo de movilización y organización social. Eran fundamentalmente autoritarios, pero no fascistas.

El fascismo no surge por cualquier capricho o aspaviento; es la respuesta histórica de las fuerzas más reaccionarias ante una situación límite y una crisis profunda del sistema capitalista, cuando los mecanismos «normales» de autopreservación del capitalismo liberal dejan de funcionar, y se hace entonces necesario movilizar a amplios sectores de la sociedad en torno a la más feroz represión del movimiento obrero y revolucionario, generalmente en el nombre de la patria, la raza o el pasado glorioso de la nación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s