Periodismo revolucionario alimenta conciencias


Homenaje a los 70 años de Tribuna Popular

 

Por: Rosa Ángela Latorraca

Todasadentro (Nº 741), 1 de diciembre de 2018.

 

Carlos Aquino considera que el periodista no es una entidad que vive en una urna de cristal

 

Periodismo revolucionario. Prensa alternativa, lucha de clases y poder popular es el nombre del libro editado por el equipo de Tribuna Popular, órgano de prensa del Partido Comunista de Venezuela (PCV), que fue presentado durante la pasada edición de la Feria Internacional de Libro de Venezuela (Filven 2018) y en el que se le rinde homenaje a este importante medio de comunicación impreso, que arribó el pasado mes de febrero a sus 70 años de fundación.

El texto es una recopilación de artículos, algunos publicados en Tribuna Popular a lo largo de la historia y otros aparecidos en la prensa de los partidos comunistas de países como Colombia, Grecia, España, Chile, Puerto Rico, Portugal, entre otros, tal y como lo comentó a Todasadentro Carlos Aquino, director de este periódico y miembro del Buró Político del PCV.

La intención del libro es que “cualquier persona con formación académica o no, pero que esté interesada en la temática del periodismo, particularmente en el revolucionario, pueda introducirse en ella. En el primer capítulo se intenta clarificar conceptos, fundamentalmente en torno a combatir y desnudar la pretensión, muy vieja, de querer mostrar a esta profesión como una figura inmaculada, apartidista, objetiva, neutral”.

AL SERVICIO DEL PUEBLO

-¿Qué es el periodismo revolucionario y qué papel debe cumplir?

-Interpretar la realidad que está ocurriendo, desde la óptica de concepciones político-ideológicas definidas en nuestro criterio como marxista-leninistas, que es la que rige al PCV. A través de ese cristal interpretamos e identificamos las contradicciones de clase intrínsecas en la sociedad y esa interpretación la difundimos entre la clase obrera y las masas populares, para que asuma conscientemente esos criterios y los haga propios, para lograr niveles de organización y movilización para luchar por reivindicaciones de cada uno de los sectores sociales a los cuales nos refiramos.

El objetivo más estratégico es la lucha por el triunfo de la revolución socialista, que implica el derrocamiento de la clase burguesa y el inicio de la construcción del socialismo.

Esos deben ser los objetivos del periodismo revolucionario.

-¿Se hace este tipo de periodismo en nuestro país?

-Sí, basado en que éste asume, sin ningún tipo de complejo, el criterio y el concepto de que el periodismo y los periodistas reflejan concepciones de clase. Nosotros lo asumimos y, cuando adjetivisamos como revolucionario el periodismo que nosotros hacemos, es indudablemente porque responde a la clase obrera, al pueblo trabajador, a sus intereses y al objetivo del triunfo de la revolución socialista en nuestro país.

-¿Qué papel ha jugado la prensa en el desarrollo de los procesos revolucionarios como el venezolano, el cubano, entre otros?

-Mucho, en todos los procesos revolucionarios ha cumplido un papel significativo. Indudablemente en los tiempos actuales en los cuales el sistema predominante en el mundo es el capitalista, la prensa revolucionaria se propone el derrocamiento de la clase burguesa; pero, incluso antes, hace 200 años, cuando lo predominante en el mundo eran monarquías absolutistas y el feudalismo, éste era ejercido por la burguesía y en esos procesos la prensa tuvo un papel significativo.

En el último siglo y en la lucha anticapitalista, destaca el papel que jugó en la Revolución Rusa, de 1917, el periódico Pravda, que significa “la verdad”, en ruso, fue fundado en 1912 por Lenin y el Partido Bolchevique, y que ayudó mucho a esos procesos de agitación y de concientización en el seno de los trabajadores, la clase obrera y los soldados.

El caso de Cuba, que desde el propio inicio de la guerrilla liderada por Fidel, Raúl y el Movimiento 26 de Julio, una de las primeras acciones que desarrollaron, una vez asentada la guerrilla, fue la constitución del periódico Revolución y de una radio, Radio Rebelde; ambos fueron fundamentales para aglutinar al conjunto de fuerzas que permitieron el triunfo de la Revolución Cubana.

Al día de hoy el periodismo sigue cumpliendo ese papel.

-En las escuelas de periodismo se enseña que se debe ser neutral, objetivo, imparcial. ¿Eso debe ser así?

-La cosa es que muchas veces se confunden ciertos términos. Ningún ser humano, indistintamente de la actividad profesional que ejerza, es imparcial. Ni es, ni puede serlo, porque todos, como entes sociales, tenemos nuestro componente político, conscientes o no de ello. Hay muchos que dicen “soy apolítico”, pero ningún ser humano es apolítico, todos tenemos posición, lo sepamos o no, lo asumamos o no.

No se puede plantear que un ser humano sea imparcial; en lo que debe hacerse énfasis, y eso lo puede ejercer cualquier persona desde la concepción político-ideológica que tenga, es decir la verdad, no mentir, no distorsionar hechos, eso está en el Código de Ética del Periodista Venezolano, que no es del periodista revolucionario nada más sino de todos.

Pretender asumir que el comunicador es una entidad que vive en una urna de cristal, aséptica, que no se contamina de lo que está en la sociedad y que lo que escribe no va a tener algún reflejo de su posición política o de la del periódico, es algo irreal.

-En la presentación del libro citó una frase de José Martí que dice: “La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo”. ¿El periodismo debe ser así?

-Justamente tener claro esos referentes nos ayuda, no sólo a quienes ejercemos esta profesión sino a los usuarios, a ser cada vez más críticos con ella.

Cuando nos referimos a la “aprobación bondadosa”, decimos que ese no es papel del periodismo, eso corresponde a otras formas de propaganda política. Igualmente la “ira insultante”, golpear desmesuradamente, sólo para desmeritar a determinada posición o criterio, sin fundamento, también es equivocado.

Al criticar y señalar al sistema capitalista debemos dotar de contenido esa crítica, para que ella pueda ser consciente, porque, si no, podemos caer en la difusión de consignas vacías para que sean repetidas de manera mecánica y eso no nos sirve, y más en un proceso político y social como el que está en desarrollo en Venezuela.

Necesitamos que el pueblo trabajador aumente sus niveles de conciencia. La credibilidad de los medios y la identificación del pueblo con ellos tienen que ver con que sean reflejo de la realidad que vive la población.

-¿El periodismo convencional puede ir de la mano con la Revolución?

-Ejercido sobre principios basados en criterios de Carlos Marx, de Martí, Lenin y de Fidel, que planteaba este último, ya siendo líder de una revolución triunfante, la importancia de un periodismo para que el Gobierno se mantuviera en contacto con la opinión pública. Esos criterios son correctos, vigentes y consideramos que un proceso revolucionario en desarrollo, como el venezolano, se fortalece con instrumentos de prensa que realmente los mantenga en contacto con el pueblo.

70 AÑOS DE HISTORIA

Tribuna Popular, órgano de prensa del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), nació el 17 de febrero de 1948, “en uno de los primeros momentos de la incipiente democracia que tuvo Venezuela”, según explicó Carlos Aquino, su actual director.

Destacó que surgió en un proceso de unificación de todos los periódicos de tendencia comunista que existieron previamente, pero que debido al proceso de ilegalización al que fue sometido el PCV durante la dictadura de Juan Vicente Gómez (1908-1935), y que duró hasta 1945 –cuando se eliminó el inciso VI de la Constitución–, circularon en la clandestinidad.

“Casi inmediatamente a su nacimiento le tocó enfrentar y denunciar las acciones golpistas de la camarilla militar que derrocó a Rómulo Gallegos a finales del 48. En la década de los 50 le tocó vivir la clandestinidad con la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Aun así Tribuna Popular siguió saliendo y siendo un instrumento de combate antidictatorial. Desde el año 69 hemos mantenido la legalidad y siempre con el objetivo central de reflejar y ser vocero de las posiciones del PCV y ser un instrumento para la expresión de las necesidades de la clase trabajadora, la defensa de la soberanía de la Patria, en contra de la explotación capitalista y para elevar los niveles de conciencia y de unidad del pueblo venezolano”.

Destacó que actualmente circulan en versión digital. “Desde julio, debido a la crisis económica, no hemos podido circular en impreso, estando ¡a una edición del número tres mil! Esa es una debilidad no sólo para el periódico y el PCV, sino para el proceso revolucionario, por eso nos pareció importante que el ministro Ernesto Villegas expresara su preocupación por ello y se mostrara a favor de ayudar a generar las condiciones para que Tribuna Popular y otros periódicos revolucionarios, que hemos dejado de circular, podamos volver a la calle. Esto es una necesidad y el pueblo lo reclama, porque somos instrumentos de lucha y combate y porque no somos todavía sustituibles por los medios digitales.

Actualmente Tribuna Popular se puede conseguir a través de Internet.

https://issuu.com/tribuna_popular

Feisbuc: @TribunaPopularPCV

Tuiter: @PCV_Venezuela

 

 

 

https://issuu.com/todosadentro/docs/todasadentro_741-ilovepdf-compresse/6

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s