La ausencia de indicadores sociales en Venezuela (I)


ANDRÉS VILLADIEGO. Especial para TP

Economista

 

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) en reiteradas ocasiones ha insistido en la necesidad de publicar los indicadores relacionados con el desenvolvimiento de la economía, para realizar un diagnóstico adecuado que permita la solución efectiva de la grave crisis que atraviesa el país. Debe recordarse que desde 2015 no se conocen las cifras oficiales sobre el producto interno bruto (PIB), el índice nacional de precios al consumidor (INPC) o el índice de remuneraciones a los empleados y obreros (IRE), entre otros indicadores económicos.

Pero más grave aún resulta que un gobierno que afirma colocar el énfasis de sus políticas en el bienestar de la población, tampoco revele regularmente las cifras relativas a las condiciones de vida de los venezolanos. Datos tan importantes en este sentido como los indicadores de pobreza, distribución del ingreso, índice de desarrollo humano (IDH), mortalidad infantil y materna, o niveles de empleo, tampoco han sido publicados por los organismos oficiales respectivos desde hace varios años.

Los datos de los indicadores de pobreza, por ejemplo, no han sido actualizados desde 2015, cuando se registró un aumento por tercer año consecutivo del porcentaje de hogares pobres, el cual pasó del 21,2% en 2012 a 33,1% en 2015, lo cual implica un incremento de 56,1% en la tasa de hogares en condición de pobreza en apenas tres años, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), utilizando el método de la línea de ingreso.

Ante la ausencia de datos oficiales, la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), realizada por tres universidades nacionales, ha ubicado ese indicador en 41,3% de los hogares para 2016 y 51,1% para 2017, utilizando el método multidimensional de medición. Dichos datos no han sido desmentidos por ningún organismo oficial, y confirman la tendencia al crecimiento del porcentaje de hogares en condición de pobreza que había sido revelada por las últimas publicaciones del INE.

El coeficiente de Gini

Lo mismo se puede afirmar del coeficiente de Gini, utilizado como indicador de desigualdad en la distribución del ingreso. El gobierno bolivariano por muchos años mostró la evolución favorable de este indicador, ideado por el sociólogo y estadístico fascista italiano Corrado Gini como una herramienta para mostrar el éxito de las políticas de distribución de la riqueza del régimen fascista de Mussolini, y el cual ha sido sometido a objeciones de orden conceptual y metodológico.

Independientemente de esas críticas, el coeficiente de Gini es un indicador de utilización amplia, cuyos datos para Venezuela efectivamente mostraron una evolución que daba cuenta de una distribución cada vez más equitativa del ingreso entre los diferentes segmentos de la población a partir de 2004.

Sin embargo, este indicador no ha sido actualizado con datos oficiales desde 2015, y en una economía azotada por la hiperinflación y la depresión económica, es previsible que se haya producido una regresión en la distribución del ingreso y por tanto una desmejora en el indicador Gini.

Pretender ocultar estas realidades omitiendo la publicación de los datos no sólo es engañoso e inútil, sino que además dificulta el diagnóstico efectivo y la posible solución de los problemas que afectan al pueblo trabajador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s