Festivales por el futuro


AGUSTÍN ÁNGEL FLORES. Especial para TP

Trabajador de la cultura popular

 

Dentro del conjunto de posibles herramientas tácticas para el desarrollo de la política de la clase obrera por la toma del poder se encuentra, con un destacado papel, el desarrollo de festivales culturales con una orientación clasista y popular muy clara.

Muchos partidos comunistas en todo el mundo impulsan una línea de agrupamiento y promoción de aquellos movimientos culturales de carácter revolucionario y antiimperialista, la cual, en muchos casos, se ha traducido en la creación de grandes festivales multidisciplinarios, en los cuales se congregan expresiones de las artes, el deporte, la recreación y la política revolucionaria.

Muchas agrupaciones, individualidades o movimientos culturales han encontrado en estos festivales un espacio alternativo para exponer aquellas propuestas artísticas que en los grandes monopolios de la industria cultural y mediática no se difunden. De esta forma, los partidos comunistas, reconociendo el papel que juegan las y los trabajadores de la cultura en el largo proceso de lucha revolucionaria, promueven, con estos festivales, una ofensiva política de promoción y apoyo a quienes padecen de la explotación capitalista en el sector cultura.

Festivales como la Fiesta de los Abrazos, en Chile; Festival de Voz, en Colombia; Festa do Avante!, en Portugal; Fête de l’Humanité, en Francia; Fiesta del PCE, en España; Festival Odigitis, en Grecia; representan una referencia cultural en estos países. De igual forma, en nuestro país, esta expresión cultural y política se encuentra en el Festival Joven Guardia, de la Juventud Comunista de Venezuela.

A diferencia de cualquier festival cultural de supuesta «imparcialidad», estos encuentros festivos cuentan con un carácter político que determina el contenido, la agenda y el proceso de producción del mismo. El criterio básico y fundamental es que debe contribuir a la organización, concientización y movilización de las y los trabajadores hacia la lucha por sus principales intereses, es decir, hacia la lucha a favor de sus reivindicaciones sociales y en contra de la explotación capitalista.

En estos festivales, de evidente carácter amplio, se desarrolla una agenda política de agitación y propaganda, ya que promueven el programa y la línea política de los partidos comunistas que le dan ejecución.

Hoy, ante los cambios que se presentan en el terreno de la lucha de clases, la clase obrera en cada país debe seguir impulsando estas iniciativas de organización de los movimientos culturales a favor de la lucha en contra de la explotación capitalista, con un carácter popular, ya que el enemigo de clase sigue presionando desde todos los espacios para frenar la lucha por el socialismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s