Guaidó regresó y Bolton escala las amenazas a Venezuela


Tribuna Popular.- La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, informó que serán evaluadas las medidas legales correspondientes contra el autoproclamado como «presidente interino», Juan Guaidó, luego de su entrada al país, el 4 de marzo, tras una breve gira por países latinoamericanos cuyos Gobiernos se ha plegado a los intereses del imperialismo estadounidense.

El comportamiento del diputado de la Asamblea Nacional en desacato –precisó Rodríguez en declaraciones a la prensa–, será analizado por los organismos del Estado, que son instituciones sólidas y sostenibles.

Guaidó, el pasado 22 de febrero, transgredió la orden de prohibición de salida del país decretada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La funcionaria calificó al diputado como conspirador de ataques contra la institucionalidad y la democracia venezolana, con la anuencia de Gobiernos extranjeros, quienes pretenden derrocar al presidente legítimo y constitucional, Nicolás Maduro. Rodríguez enfatizó que las instituciones de Venezuela «respetan nuestra legislación penal y preservarán el Estado de derecho en el país».

Amenazas yanquis

La víspera, el asesor de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, en entrevista a la cadena CNN declaró que su Gobierno tiene planes de crear una coalición con el objetivo expreso de derrocar al gobierno del presidente Maduro.

Bolton destacó que esa coalición debe ser «lo más amplia posible», y su objetivo consistirá en lograr un cambio de administración en el país suramericano.

Para el funcionario resulta evidente que Washington seguirá aplicando la llamada Doctrina Monroe, principio de la política externa que disfraza, según analistas, el injerencismo y la prepotencia de EEUU al considerarle como «responsable por la situación en el continente americano».

«Seguimos con atención a Cuba, Nicaragua y a Maduro», destacó el político.

La Doctrina Monroe es conocida además bajo el lema de ‘América para los americanos’, que se utilizó en muchas ocasiones para defender los intereses de EEUU en América Latina, incluso mediante intervenciones armadas.

EEUU desempolva el «Corolario Roosevelt»

Rusia se pronuncia

Serguei Lavrov, ministro ruso de Asuntos Exteriores, afirmó que el regreso de EEUU a la aplicación de la Doctrina Monroe en el caso de Venezuela es un insulto para toda América Latina.

La teoría y la práctica de los «patios traseros», en general, es ofensiva. Supongo que los países latinoamericanos responderán a esta arrogante declaración del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, consideró Lavrov y señaló que Bolton mencionó la aplicabilidad de la Doctrina Monroe a Venezuela, pero insultó a toda América Latina.

En especial –puntualizó el canciller ruso–, cuando hace unos días en Washington, a nivel oficial, se lanzó la amenaza de que Venezuela no era el final de la historia, pues Cuba y Nicaragua serán los próximos en la lista, por lo que los países de la región deben reflexionar.

Nos preocupa lo que EEUU pretende hacer en Venezuela, indicó el titular de Asuntos Exteriores, quien recordó que habló hace dos días sobre ese tema con Michael Pompeo, secretario de Estado de la administración Trump, a quien le expresó que era EEUU, y no precisamente el Gobierno legítimo venezolano, el que debe evitar la política de amenazas o uso de la fuerza en el país suramericano.

Al respecto, el canciller ruso aclaró que era EEUU el que en realidad amenazaba a todo el pueblo venezolano y demandaba a las fuerzas armadas desconocer su juramento para participar en una rebelión.

La doctrina imperialista del «Destino manifiesto»

Cinco puntos del Gobierno

Dos días atrás, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, planteó cinco puntos de agenda que el Gobierno de Venezuela sostendría para un hipotético diálogo con la «oposición».

Rodríguez precisó –en entrevista con la agencia rusa Sputnik– que el Ejecutivo defendería en el diálogo el respeto a la soberanía de Venezuela, el derecho a la paz, el levantamiento de las sanciones, el establecimiento de un mecanismo para dirimir pacíficamente las diferencias políticas y la no injerencia de otros países en asuntos internos.

Al ser consultado sobre la disposición del Gobierno para acordar nuevas elecciones presidenciales, planteadas por el Grupo de Contacto convocado por la Unión Europea y Uruguay, el funcionario insistió en la transparencia de los últimos comicios, del pasado 20 de mayo, en las que resultó reelecto Maduro para el período 2019-2025 y que cumplieron con estándares internacionales.

Asimismo, Rodríguez recordó el proceso de diálogo con la oposición, realizado a finales de 2017 e inicios de 2018 en República Dominicana, cuando la firma de un acuerdo pactado fue objeto de boicot por sectores adversos al poder.

De acuerdo con el titular, éste resultó otro de los pasos para allanar el camino del intento de golpe de Estado, que incluyó la autoproclamación del diputado Guaidó con el apoyo de EEUU y posteriormente su salida ilegal del país.

«Le corresponde al Tribunal Supremo de Justicia, pero nosotros no vamos a caer en provocaciones, con respecto a la intención que tienen de escalar de forma violenta en esta situación. Estamos dispuestos a discutir, a dialogar y a negociar con la dirigencia opositora», manifestó Rodríguez.

 

 

Fuente: www.prensa-latina.cu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s