LUCHAS, Mujer Trabajadora, Mujeres, Opinión

Sólo el Gallo Rojo cumplió con paridad y alternabilidad de género


Ángel Ostos, miembro de la Comisión Nacional de Ideología del CC-PCV.

PCV GARANTIZA IGUALDAD DE DERECHOS DE LA MUJER

La cuestión de la mujer

La posición subordinada de la mujer en la familia y la sociedad, su opresión por la religión o el moralismo, es característica de todas las formaciones antagónicas de clase. El capitalismo creó las condiciones para la creciente participación del trabajo femenino asalariado en la producción social, y la explotación en sus condiciones de trabajo en la esfera de la reproducción de lo social, pero al mismo tiempo sometió a la mujer a la discriminación en relación con la remuneración, además mantuvo su antigua posición subordinada en la esclavitud familiar, social y cultural, lo que dio lugar a la cuestión femenina como parte integral de la lucha de clases. La cuestión de la mujer en el marxismo-leninismo es parte fundamental de las condiciones para la victoria de la revolución socialista; K. Marx y F. Engels revelaron por primera vez las raíces de clase de la cuestión femenina y demostraron las duras condiciones que deben afrontar las mujeres trabajadoras en la sociedad capitalista, y que la primera condición real para la liberación de las mujeres es la destrucción del sistema de explotación capitalista. Mujeres como Nadia Krúpskaya, Inessa Armand, Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin, aplicaron los postulados del marxismo a sus experiencias desarrollando a plenitud la cuestión de la mujer.

El Partido Comunista y la mujer

En la actualidad, es mucho lo que se habla y se proclama sobre la igualdad y las luchas de género, sobre los derechos de la mujer, pero son pocos los que realmente mantienen una lucha sincera en esa categoría, pues muchas veces son esos mismos voceros quienes violentan cualquier principio de respeto, solidaridad e igualdad de las mujeres. El Partido Comunista desde su fundación ha sido consecuente, en las luchas por la emancipación de la mujer trabajadora venezolana, defendiendo y promoviendo sus derechos. El PCV fue fundado también por mujeres, que siempre tuvieron claro el objetivo fundamental de acabar con la división social y sexual del trabajo, con las contradicciones de clase, con la propiedad privada de los medios de producción y por tanto con el sistema capitalista explotador, verdadera causa de desagravios, sometimiento, cosificación y opresión de la mujer en los centros de trabajo, en la familia y en todo espacio social.

El PCV y la mujer en la política nacional

En este aspecto, las luchas del PCV tienen un sitial de honor, pues fueron las comunistas venezolanas quienes estuvieron a la vanguardia, de las distintas batallas que se han librado desde los años 30 hasta la actualidad. Las comunistas venezolanas estuvieron en primera fila luchando contra el gomecismo, contra el perezjimenismo, contra la dictadura puntofijsta, por igualdad de salario y derechos laborales, por derecho a participar en la política, por el derecho al voto femenino, por la participación de la mujer en los sindicatos, por la defensa de la maternidad, y cumplieron un papel de vanguardia durante la lucha armada. Vale la pena mencionar a mujeres como Olga Luzardo, Carmen Corao, Eumelia Hernández, Raquel Reyes, Carmen Consoño, Belén Sanjuan, Ana de Prada, María del Mar Álvarez, Josefina Juliac, Ana Senior, Margot García Maldonado, María Teresa Fortoul, Modesta Bor, María Luisa y Rosario Blanco Meaño, Margot Briceño, Luisa Teresa Velutini, Margot Silva, Lucia Daza, Celia Jiménez, Yolanda Villaparedes, Delia Blanco, Livia Gouverneur, Lídice Álvarez y muchas más. Estas camaradas, lucharon por la democracia, y esencialmente por defender los derechos de la clase trabajadora indistintamente si eran mujeres u hombres, sin desviaciones de género y sin siquiera rozar los límites del feminismo burgués, entendiendo que el objetivo final de su lucha no es la competencia con el hombre, sino la conquista del poder político por parte de la clase obrera.

El PCV y la mujer en los cargos de elección popular

Asimismo, al momento de optar a cargos de elección popular, el PCV, históricamente ha incorporado en sus opciones electorales a gran número de mujeres, no por publicidad o capricho, sino porque fueron cuadros que auténticamente estuvieron en la vanguardia de las luchas de la clase trabajadora venezolana, de las obreras, de las campesinas, de las intelectuales, de las estudiantes, entregando todo, perdiendo todo, ganando todo. El Partido Comunista de Venezuela, sin necesidad de que existan leyes de paridad, o de que algún gobierno de turno implemente medidas para “favorecer” el camino a las mujeres, siempre ha contado con una gran cantidad de mujeres entre sus filas, que no han tenido más interés, que organizar a la clase trabajadora, la Revolución Socialista y, construir el Socialismo en Venezuela. Las comunistas venezolanas siempre han estado presentes en las contiendas electorales, defendiendo los colores del gallo rojo y representando en el parlamento los derechos de todas las mujeres venezolanas, sin necesidad de cederles derecho por actuaciones “caballerescas” que reafirma la cultura machista o patriarcal, por concesiones publicitarias o por fines electoreros, sino que lo lograron con su lucha permanente, entregando toda su vida por conquistar y defender sus derechos.

Elecciones Parlamentarias del 6D

En este proceso electoral, del 6 de diciembre, queda demostrado una vez más, que esa lucha auténtica de participación de la mujer en los procesos electorales como protagonista principal, sigue siendo una bandera del Partido Comunista de Venezuela, contrario a la hipocresía de muchos partidos, que alardean de promover y defender los derechos de las mujeres, pero en la práctica siguen promoviendo y actuando de forma discriminatoria. Una prueba fehaciente de ello, es que el Partido Comunista, es la única organización que para los próximos comicios, cumplió en todos y cada uno de los estados tanto con la paridad, como con la alternabilidad de género, en la lista nacional, las listas regionales y los circuitos nominales, garantizando al movimiento de mujeres de los sectores obreros, campesinos, populares y revolucionarios la presencia en igualdad de condiciones, paritaria y alternativa en la totalidad de nuestra propuesta electoral.

A pesar de lo que establece el «Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales», y que el sistema automatizado de postulaciones del CNE no permitía inscribir candidaturas, sino cumpliendo obligatoriamente lo que dice el reglamento; al revisar las candidaturas de la lista nacional y de las listas regionales de distintas organizaciones, como el PSUV, AD, COPEI, Voluntad Popular y Primero Venezuela nos conseguimos con las siguientes irregularidades, las cuales se repiten en casi todas las listas regionales: Ninguna de estas organizaciones cumple con el principio de alternabilidad, y en algunos casos llevan hasta más de diez hombres de manera continua, en los casos de números impares, el porcentaje podría ser en una relación de 60%-40%; en lo que respecta a estas organizaciones, la proporción en todos casos está por encima de lo establecido y en favor de los hombres. En el caso de AD en la Lista Nacional inscribió 61 candidatos: 42 hombres (69%) y 19 mujeres (31%), deberían ser mínimo 30 mujeres. Lo mismo se repite en la lista de COPEI, con 96 candidatos inscritos: 63 hombres (64%) y 33 mujeres (36%), deberían ser 48 mujeres. Los candidatos del PSUV en la Lista Nacional son 61 hombres (64%) y 35 mujeres (36%), cuando deberían ser 48 hombres y 48 mujeres. En todos estos casos al no haber paridad, no puede haber tampoco alternabilidad. El PCV en su lista nacional lleva 48 mujeres y 48 hombres respetando la alternabilidad

Sólo por mencionar algunas listas regionales, se tiene que:

En Distrito Capital la lista regional la conforman 10 candidatos, por tanto, cada partido debería llevar 5 mujeres y 5 hombres, ocurre lo siguiente:

  • AD-COPEI: 8 hombres y 2 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PSUV: 6 hombres y 4 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PV-VP: 7 hombres y 3 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PCV: 5 hombres y 5 mujeres. Sí cumple con la alternabilidad

En el Estado Miranda la lista regional la conforman 16 candidatos, por tanto, cada partido debería llevar 8 mujeres y 8 hombres, ocurre lo siguiente:

  • AD-COPEI: 11 hombres y 5 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PSUV: 6 hombres y 4 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PV-VP: 8 hombres y 8 mujeres. No cumple con la alternabilidad, mujeres al final de la lista
  • PCV: 8 hombres y 8 mujeres. Sí cumple con la alternabilidad

En el Estado Carabobo la lista regional la conforman 12 candidatos, por tanto, cada partido debería llevar 6 mujeres y 6 hombres, ocurre lo siguiente:

  • PSUV: 9 hombres y 3 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • AD-COPEI: 10 hombres y 2 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PV-VP: 7 hombres y 5 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PCV: 6 hombres y 6 mujeres. Sí cumple con la alternabilidad

En el Estado Zulia la lista regional la conforman 20 candidatos, por tanto, cada partido debería llevar 10 mujeres y 10 hombres, ocurre lo siguiente:

  • AD-COPEI: 17 hombres y 3 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PV-VP: 12 hombres y 8 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PSUV: 16 hombres y 4 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PCV: 10 hombres y 10 mujeres. Sí cumple con la alternabilidad

En el Estado Lara la lista regional la conforman 10 candidatos, por tanto, cada partido debería llevar 5 mujeres y 5 hombres, ocurre lo siguiente:

  • AD-COPEI: 9 hombres y 1 mujer. No cumple con la alternabilidad
  • PV-VP: 5 hombres y 5 mujeres. No cumple con la alternabilidad, mujeres al final de la lista
  • PSUV: 8 hombres y 2 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PCV: 5 hombres y 5 mujeres. Sí cumple con la alternabilidad

En el Estado Anzoátegui la lista regional la conforman 8 candidatos, por tanto, cada partido debería llevar 4 mujeres y 4 hombres, ocurre lo siguiente:

  • AD-COPEI: 7 hombres y 1 mujer. No cumple con la alternabilidad
  • PV-VP: 4 hombres y 4 mujeres. No cumple con la alternabilidad, mujeres al final de la lista
  • PSUV: 5 hombres y 3 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PCV: 4 hombres y 4 mujeres. Sí cumple con la alternabilidad

En el Estado Mérida la lista regional la conforman 6 candidatos, por tanto, cada partido debería llevar 3 mujeres y 3 hombres, ocurre lo siguiente:

  • AD-COPEI: 4 hombres y 2 mujeres. No cumple con la alternabilidad
  • PV-VP: 3 hombres y 3 mujeres. No cumple con la alternabilidad.
  • PSUV: 5 hombres y 1 mujer. No cumple con la alternabilidad
  • PCV: 3 hombres y 3 mujeres. Sí cumple con la alternabilidad

Queda en evidencia que se repite la violación del reglamento en muchos estados, por parte de los partidos de oposición y por el partido de gobierno. Ante tal situación, hacemos un exhorto para que se garanticen los derechos políticos de las mujeres en nuestro país, los derechos son progresivos y la garantía de participación debe ser cónsona con el principio de igualdad, equidad, paridad y alternabilidad. No se puede avanzar en construir un mundo mejor, si no practicamos los principios y respetamos su esencia de justicia e igualdad en todo intersticio social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s