Día Internacional de la mujer trabajadora
Mujeres, Trabajadores/as

DECLARACIÓN DE LAS MUJERES DE LA ALTERNATIVA POPULAR REVOLUCIONARIA CON MOTIVO DEL DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA


En el Marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, las compañeras que hacemos parte de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), agrupadas en los diversos partidos y movimientos sociales que la conforman, queremos manifestar nuestro compromiso con las luchas y reivindicaciones históricas de las mujeres por la conquista de más y mejores derechos progresivos, por la igualdad, contra la opresión machista/patriarcal y en función de nuestra emancipación social.

En este sentido, hoy rendimos homenaje a la herencia histórica de lucha internacional por la igualdad y los derechos de la mujer, que nos ha legado grandes avances en cuanto al reconocimiento de la mujer como protagonista de los procesos productivos, así como el innegable aporte de visibilización, desde una dimensión política, que las compañeras han trabajado para superar la discriminación. Factores que representan un importantísimo aporte que abona las bases para la construcción de nuestro proyecto socialista. Ante la prolongación de los vicios sociales, ideológicos y materiales del sistema patriarcal imperante, aún son muchas las deudas que el Estado, las leyes y la sociedad en general deben saldar con las mujeres. La preservación de los atropellos, discriminación y la violencia, nos llaman a redoblar la batalla por mejorar las condiciones de vida de la mujer, como parte de la lucha integral por el derrocamiento del sistema capitalista, fuente de toda forma de explotación y opresión denigrante.

La actual crisis económica y social que atraviesa el mundo capitalista, amenaza con revertir las conquistas alcanzadas por las mujeres tras décadas de intensa lucha. Este panorama se torna extremo en nuestro país, que resiste la injerencia imperial bajo el asedio y agresiones sistemáticas de carácter político, económico, diplomático y mediático de los Estados Unidos y sus países aliados, con la colaboración de actores políticos internos promotores de sanciones, secuestro de activos de la nación en entidades financieras externas, y desestabilización. Aunado a lo anterior, las políticas antipopulares llevadas a cabo por el gobierno nacional, que han descargado todo el peso de la crisis sobre los hombros de la clase trabajadora, ha redoblado todas las penurias de la población en general y de manera mucho más evidente para las mujeres venezolanas, quienes no solo resistimos los embates del alto costo de la vida, la precarización de las condiciones laborales, los salarios de miseria y el colapso de los servicios públicos, sino también el lastre de una sociedad patriarcal, que nos oprime en cuanto a la desigualdad en el campo laboral, en la carga del pesado trabajo doméstico y en la maternidad.

A pesar del empuje y tesón de quienes nos hemos mantenido firmes en las luchas reivindicativas femeninas, la crisis económica y la vista gorda institucional ante las demandas y problemáticas que aquejan a las mujeres, han precipitado innumerables retrocesos en materias de derecho y atención adecuadas. Por ello, ante el clamor de las mujeres venezolanas por alcanzar una mayor participación, igualdad y mejores condiciones laborales y de salubridad, alzamos nuestras voces para exigir:

  • El cese de las medidas coercitivas y unilaterales, y de la agresión imperialista que ha generado en nuestro país nefastas consecuencias, siendo nuestras mujeres, niños y niñas los más vulnerados,
  • Al Estado venezolano, el cese de la impunidad y que se castigue con todo el peso de la ley a los actores políticos y económicos que sirven de marionetas a los planes imperialistas contra nuestro país; por eso solicitamos Cárcel para Guaidó y también la confiscación de bienes de todos aquellos que hayan promovido acciones desestabilizadoras o han apoyado sanciones del imperialismo contra nuestro país,
  • A la institucionalidad que representan los organismos rectores de los poderes públicos, que se planteen como urgente la necesidad de la despenalización del aborto como mecanismo para la preservación de la vida de nuestras madres, al igual que el respeto al legítimo derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y por una maternidad deseada,
  • Ante el repunte de los índices de violencia machista en los hogares, violaciones y el incremento alarmante en el número de femicidios registrados en los últimos meses, basta impunidad y la adopción de medidas de orden preventivo y ejemplarizante, que impidan la aceptación pasiva e indiferente de la sociedad ante crímenes tan aberrantes y que en tiempos de pandemia, ha evidenciado la crisis del sistema patriarcal en las instituciones de administración de justicia, lo que ha dejado como consecuencia un sistemático y sostenido aniquilamiento de nuestras mujeres venezolanas, que hoy en día arroja en promedio la espeluznante cifra de una mujer asesinada cada cada 32 horas.

Por lo anterior, llamamos a la conformación de una plataforma unitaria que agrupe las voluntades de las organizaciones comprometidas con la causa femenina, para unificar y acumular mayores fuerzas, y vincular la lucha por la emancipación de la mujer con las diversas contiendas populares. Para nosotras, sólo la transformación socialista de la sociedad puede derrumbar, de modo definitivo, la opresión de las mujeres.

Debemos manifestar nuestro profundo rechazo a las posturas machistas y conservadoras asumidas por personalidades e instituciones de la sociedad, en los distintos espacios tanto seglares como laicos, que intentan relegar nuestra existencia a la maternidad, la crianza y las tareas del hogar, desconociendo nuestros derechos y capacidades para desenvolvernos efectivamente en labores importantes y trascendentales para la sociedad.

Finalmente, debemos repudiar los intentos de dividir la lucha femenina a lo Interno del movimiento de mujeres y de la clase trabajadora en general. La fragmentación de las fuerzas reales de todos los oprimidos del sistema, bajo la política de identidad o mero sectarismo político, sólo puede beneficiar a los opresores y explotadores de siempre. Nuestra tarea inmediata es reagrupar y acumular fuerzas para enfrentar y vencer los prejuicios, la explotación y la opresión económica, política e ideológica patriarcal del capitalismo. Las mujeres de la APR, ofrendamos al pueblo trabajador nuestra voluntad de lucha por la construcción del socialismo en Venezuela y el mundo.

¡Por una vida digna y libre de violencia!

¡Basta de impunidad!

¡Sigamos construyendo la Alternativa Popular Revolucionaria!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s