Buró Político, PCV

Con el pacto de elites de México el gobierno venezolano vuelve al FMI


COMUNICADO.- Del 3 al 6 de septiembre se llevó a cabo la segunda ronda de discusiones de la mesa de diálogo de México entre los dos  polos enfrentados de la burguesía nacional. Ambos bandos han anunciado como un gran avance para los intereses del país y del pueblo venezolano, la adopción de los dos primeros acuerdos parciales: uno referente a “la defensa de la soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba” y otro bajo el título de “Acuerdo para la protección social del pueblo venezolano”.

Los dos acuerdos son una falsa  fachada que encubre los verdaderos propósitos entreguistas y anti-populares  del pacto de elites. Utilizan, por ejemplo, la disputa territorial sobre la Guayana Esequiba para mostrar un supuesto talante soberanista y nacionalista, cuando es sabido que uno de los bandos tiene años promoviendo sanciones ilegales e injerencia extranjera contra el país, mientras el otro bloque viene avanzando en una política descarada de concesión de soberanía,  privatizaciones y entrega de nuestros recursos  y riquezas en favor del capital monopólico transnacional,  mediante las inconstitucionales  ley “anti-bloqueo”, la Ley de Zonas Económicas Especiales y las intenciones manifiestas de reformar la Ley de hidrocarburos.

Pero hay algo más grave aún: con el eufemismo de la “protección de la economía nacional y medidas de protección social al pueblo Venezolano”, ambas partes han anunciado su compromiso de realizar  gestiones para que Venezuela pueda acceder a los Derechos Especiales de Giros (DEGs)  del Fondo Monetario Internacional (FMI) y solicitar otros recursos ante organismos multilaterales.  Es decir, el pacto de México ha dado el primer paso para el retorno de Venezuela a las instituciones financieras del Consenso de Washington.

Ya varios justificadores del pacto están señalando que el acceso a los DEGs del FMI no son préstamos y  por ende no comprometerán la soberanía de la política económica del país. Ciertamente, Venezuela tiene derecho a percibir estos fondos como país miembro del FMI, sin embargo, las mismas circunstancias en que se produciría (mediadas por la acción política de la derecha pro-imperialista y en el contexto de una aguda crisis económica nacional) es de ingenuos pensar que estas fuerzas no aprovecharán para imponer algunos condicionamientos.

Además, de aprobarse la mediación para recibir los DEGs del FMI que corresponden a Venezuela, el pacto de México ha acordado realizar gestiones para la consecución de recursos ante los organismos internacionales multilaterales. Aunque interesadamente no se especifica cuáles son esos organismos, aquí se están refiriendo a la búsqueda de préstamos ante el FMI, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y demás organismos de la órbita de dominación del imperialismo estadounidense y europeo.

En México se cocina a fuego lento el sometimiento de Venezuela a un plan de «rescate» financiero con su respectivo programa neoliberal de ajuste macroeconómico regido por objetivos fijados por estas  instituciones multilaterales.

El Gobierno de Nicolás Maduro está plenamente consciente de que acudir a estas instituciones implica someterse a sus políticas y lo oculta deliberadamente para no reconocer explícitamente su gestión entreguista. La derecha pro-imperialista por otro lado, apoya esta solicitud de  mediar ante el FMI y demás organismos multilaterales, porque sabe que este acercamiento se traducirá en cambios favorables a los intereses del capital transnacional y nacional que representa. Con el pacto de México el gobierno de Maduro claudica ante el imperialismo.

Con el acercamiento a estos organismos financieros, el Gobierno busca trasmitir un mensaje más contundente de confianza al Gobierno de los Estados Unidos y a los capitales monopólicos transnacionales que busca desesperantemente atraer en el marco de su política de apertura económica.

Someterse a las exigencias del FMI o el Banco Mundial tampoco representará  un gran cambio para el Gobierno nacional. El actual ajuste económico que implementa en el país tiene grandes coincidencia con el programa neoliberal de estas instituciones: liberación de precios, congelación de salarios, desregulación de relaciones laborales, privatizaciones, preferencias fiscales y tributarias para el capital, entre otros. Paradójicamente,  esto se presenta velado con el discurso de colocar el “bienestar del pueblo en el centro de prioridades” o con el cínico argumento de  “recuperar las libertades económicas del pueblo”.

El sometimiento de Venezuela a los programas de préstamos de estos organismos implicará graves consecuencia para el país y el pueblo trabajador a nivel de derechos laborales, acceso universal a servicios públicos, pérdida de soberanía y desmontajes de la propiedad Estatal,  como ya lo demuestran las experiencias recientes de Argentina, Ecuador y los resultados concretos de la experiencia histórica de Venezuela de finales de la década de los 80, con saldos trágicos para nuestro pueblo. 

Desde el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV) expresamos nuestro enérgico rechazo a todo intento de someter al país y al pueblo venezolano, en las precarias condiciones actuales de la economía, a los sacrificios aún más agresivos que imponen estos organismos financieros.

El pacto burgués de México, en cada jornada, deja en evidencia su verdadero propósito: sentar las bases institucionales-legales para repartir las riquezas del país entre los capitales privados nacionales y extranjeros, cargando sobre los hombros del pueblo trabajador las consecuencias de la profunda crisis actual.

La clase trabajadora y el pueblo en general no puede dejarse engañar por las ilusiones y ofertas embaucadoras del pacto burgués de México.  

Frente al pacto de elites de la burguesía, a la crisis, el ajuste neoliberal y la agresión imperialista, sigamos construyendo la Alternativa Popular Revolucionaria. Es posible conquistar una salida que ponga en el centro los intereses y derechos del pueblo trabajador de la ciudad y el campo.

Caracas, 11 de septiembre de 2021

Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela

2 comentarios en “Con el pacto de elites de México el gobierno venezolano vuelve al FMI”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s