Internacional

Comunistas rusos obtienen contundente victoria política y denuncian fraude electoral


Caracas, 25/9/2021. Redacción TP.- El Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR) obtuvo una contundente victoria política y moral, señaló su Secretario General Guennadi Zyuganov, en una videoconferencia en la que se analizaron los resultados de los recientes comicios parlamentarios del 17 y 19 de septiembre y se denunció el gran fraude electoral cometido por el partido de gobierno, Rusia Unida.

Zyuganov destacó la existencia de pruebas de “escandalosas” irregularidades en la segunda jornada de las elecciones legislativas: “Hay una serie de hechos absolutamente escandalosos sobre los que deben tomarse medidas inmediatamente”, afirmó el líder comunista.

En el resultado final, Rusia Unida logró un 49,8% de los votos, descendiendo 6 puntos con respecto a las elecciones del 2016, mientras el Partido Comunista se alzó con un 19% de la preferencia electoral, un aumento considerable al 13% obtenido anteriormente.

Sin embargo, las encuestas arrojaban que Rusia Unida había perdido hasta 20 puntos de la intención de voto y daban casi el doble al PCFR, que hoy se ha convertido en el principal partido opositor al gobierno de centroderecha de Vladimir Putin.

En los últimos años y más aún con la pandemia de coronavirus, la economía rusa se ha estancado y el gobierno de Putin ha aplicado medidas para proteger a los empresarios a costa de mermar el poder adquisitivo del pueblo trabajador, entre las que se cuentan una reforma de pensiones aprobada en 2018, cuando se aumentó la edad para la jubilación; así como políticas monetarias inflacionarias que han disparados los precios y el desempleo. En agosto, el país vio su tasa de inflación alcanzar 6,68% mientras 17,8 millones de ciudadanos sobreviven con ingresos por debajo del nivel de subsistencia.

Desde el punto de vista político, hay malestar generalizado no solo por el empeoramiento de las condiciones de vida de la población, sino por casos públicos de corrupción.

Propuesta comunista: aumento salarial y detener especulación

Ante ese escenario, el PCFR presentó como prioridades de su programa de campaña el aumento del salario mínimo hasta 25 mil rublos al mes y proporcionar educación y medicina gratuita y de alta calidad para toda la población; detener la especulación de precios y ajustar los productos de primera necesidad así como limitar el pago de los servicios públicos al 10% de los ingresos de las familias.

Otros desafíos que centrarán los esfuerzos de los comunistas rusos en el parlamento serán la necesidad de garantizar el empleo de los ciudadanos, acorde a su formación, la jornada laboral de ocho horas y las vacaciones completas; mejorar las garantías y beneficios para niños y mujeres, los más vulnerados, proporcionar viviendas a todas las personas y crear un sistema de impuestos que tenga en cuenta las actuales desigualdades sociales.

Un punto de honor para los comunistas es la restitución al Estado de la propiedad sobre los recursos naturales y las industrias estratégicas del país que se encuentran en manos de la oligarquía, señala un documento del PCFR.

Inhabilitaciones contra candidatos ganadores

Desde el inicio del proceso electoral, la Comisión Electoral Central se dedicó a inhabilitar a varios candidatos del PCFR que gozaban de aceptación en distintas regiones y eran considerados seguros ganadores, como al destacado dirigente comunista Pável Grudinin. Además hubo acosos, intimidaciones, censura, persecución y represión a la prensa no oficialista.

Hoy ese ente electoral desestima la denuncia de fraude, destaca la supuesta “transparencia” del proceso, aunque reconoce las irregularidades que no puede obviar pues se contabilizaron más de 3 mil denuncias de manipulación de votos. Sin embargo, pese a las quejas, la Comisión Electoral Central ha sido clara: “el resultado no cambiará”.

De este modo Putin se asegura una mayoría que le permitirá “demostrar” el apoyo de la población antes de que termine su mandato en 2024 y así presentarse nuevamente a una reelección.

La trampa sale

La abstención favoreció al partido de gobierno. Sondeos señalan que la participación no superó el 40% pero el gobierno infló esta cifra en 12 puntos y es allí donde analistas electorales señalan el fraude.

Para el estadístico Alekséi Kupriánov, entrevistado por medios rusos, conocer los resultados reales de los comicios constituye una ardua tarea, dificultada por la existencia de un sistema electoral mixto, donde la mitad de los escaños son elegidos en forma proporcional y la otra en circunscripciones uninominales donde se vota a un solo candidato.

En esta última categoría el partido oficialista obtuvo una arrolladora mayoría, con 198 de los 225 parlamentarios que se eligen por esta vía. Los comunistas han logrado nueve representantes uninominales, Rusia Justa, ocho y los ultranacionalistas del Partido Liberal-Demócrata de Rusia (PLDR), dos. Los nacionalistas de Rodina, los conservadores de Crecimiento y los liberales de Plataforma Cívica se han hecho cada uno con un representante. Además, han sido elegidos cuatro independientes.

“Se ha inflado al doble cifra de votos recibida por Rusia Unida, puede incluso que más», apuntó por su parte Ovchínnikov. «Sin falsificación y sin votaciones bajo coacción, concedería a Rusia Unida un apoyo en el nivel 29-30%, similar al del KPRF, un empate técnico», confirmó Kupriánov. 2 millones y medio de votos electrónicos, llamados inteligentes, emitidos a distancia, colocaron muy por encima de estas apreciaciones al partido de gobierno Rusia Unida y los comunistas han llamado a anular los votos telemáticos.

Los resultados oficiales difieren enormemente de estas valoraciones: según la Comisión Electoral, los progubernamentales lograron el 49,2% de las papeletas, es decir, casi 20 puntos por encima de estas estimaciones, mientras que los comunistas rondaron el 19%, una decena de puntos menos.

Protestas y represión contra los comunistas

Este sábado, se realizó una concentración en Moscú, en la Plaza Pushkin, con los diputados electos del Partido Comunista de la Federación de Rusia y la policía envío un automóvil equipado con un amplificador de sonido para que no se oyeran las intervenciones de los parlamentarios y el grito de la gente que pide anular las elecciones por fraude.

El dirigente del Comité de la Ciudad de Moscú del Partido Comunista de la Federación de Rusia, Pavel Ivanov, fue intimidado y rodeado por la policía.

Han detenido a Sergei Udaltsov y a la diputada Elena Yanchuk. Además bloquearon e intentaron hackear la página web del PCFR para evitar sus publicaciones y denuncias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s